HP Compaq SR5618es, muy al estilo Compaq

Con este modelo, HP consigue ofrecer por justo 499 euros una configuración muy apetecible para todos aquellos que necesiten un equipo bien acabado, no demasiado grande y correcto sin buscar un rendimiento espectacular

Manuel Arenas

15 septiembre 2009

Al igual que el de DMI integra una placa con chipset Intel G31, aunque, en esta ocasión, los gráficos corren a cargo de una tarjeta de vídeo dedicada. No es una especialmente potente, pero sí versátil, gracias a la aceleración de vídeo de alta definición y a la compatibilidad con CUDA de NVIDIA, que permite acelerar tareas como la codificación de vídeo o cálculos matemáticos.

El procesador de doble núcleo ofrece un rendimiento equilibrado y mantiene el consumo bajo control, también facilita la tarea de refrigerar el interior del equipo sin que apenas se perciba ruido alguno. Este carácter silencioso es de gran interés para escenarios donde el ruido sea un inconveniente.

A pesar de estas bondades, el equipo de HP presenta carencias en el apartado del almacenamiento con unos modestos 320 Gbytes de capacidad de disco, aunque sí que integra 4 Gbytes de memoria RAM, a pesar de que, con un sistema de 32 bits como el que usa, no se aprovechan completamente.

En cualquier caso, la tendencia es la de instalar sistemas de 64 bits, con lo que se aprovecharán todos los gigas al completo. La red 10/100 es otro punto negativo, así como el bloqueo de la salida VGA asociada con los gráficos integrados GMA X3100. Se puede desatornillar, pero sería mejor dejar al usuario que decida qué gráficos usar.

Loading...