Análisis

Dell XPS 14 Z, portátil con chasis de aluminio ionizado

La familia de portátiles XPS de Dell estrena nuevo miembro con este modelo de 14», una opción más que añadir a las ya disponibles de 17, 15 y 13 pulgadas

Alberto Castro Gallardo

Dell XPS 14 Z

20 marzo 2012

Lo primero que llama la atención del portátil de Dell es su cuidadísimo diseño y el delgado grosor de su pantalla, así como la reducción de peso respecto a su equivalente de 15” (unos 500 gramos menos, quedándose en solo 1,98 Kg).

Buen trabajo el del equipo de ingenieros de Dell, pero no se limita a la carcasa: con uso ligero, el equipo puede presumir de una temperatura contenida y un sistema de refrigeración bastante silencioso, aunque cuando pasamos a uso intensivo el ventilador no es capaz de mantener el listón.

Su configuración también está a la altura, con procesador Intel Core i5 Sandy Bridge y tarjeta gráfica dedicada NVIDIA GeForce GT 520, que podemos usar con las aplicaciones más exigentes cuando los gráficos integrados Intel HD 3000 se queden cortos. En cuanto a memoria y disco duro, el modelo que hemos analizado en el Laboratorio cuenta con 6 Gbytes de RAM y 500 Gbytes de almacenamiento, mientras que la resolución de la pantalla está dentro de lo habitual (1.366 x 768 píxeles).

Dell XPS 14 Z detalle

En cambio, lo que nos parece mejorable es el teclado, con pulsaciones de escaso recorrido, aunque el tacto resulta agradable y viene con tres niveles de retroiluminación. El trackpad, por su parte, es muy cómodo y de gran tamaño, con soporte para gestos multitouch.

Otro punto flojo son las escasas opciones de conectividad (solo dos puertos USB 2.0) y la situación de los mismos, todos en la parte trasera junto a las salidas de vídeo HDMI y mini-DisplayPort, quedando los laterales reservados para la unidad óptica y la salida y entrada de audio.

Buenas prestaciones

En las pruebas de nuestro Laboratorio, su comportamiento general nos ha satisfecho, con casi 2.000 puntos en PCMark 7, mientras que el apartado gráfico es discreto pero suficiente para un uso normal (algo más de 600 puntos en 3DMark 11 con la GPU dedicada). Por último, la autonomía de su batería ronda las 7 horas, que en condiciones extremas bajo el benchmark Battery Eater Pro se tradujeron a un mínimo de 2 horas y 12 minutos.

Pruebas

Experiencia en Windows

  • Índice: 5,6
  • CPU: 6,9 / RAM: 7,4 / Gráficos: 5,6 / Juegos: 6,5 / Disco duro: 5,9

PCMark 7 Professional

  • Índice: 1.967 puntos

3DMark 11 Professional

  • Índice (Performance): 638 puntos

SiSoft Sandra 2012

  • CPU: 43,37 GOPS / 55,48 GIPS / 33,9 GFLOPS
  • Aggregate Multi-Media Performance: 95,34 MPix/s
  • Multi-Media Integer x16 AVX: 82,3 MPix/s
  • Multi-Media Float x16 AVX: 110,44 MPix/s
  • Multi-Media Double x8 AVX: 61,67 MPix/s
  • HDD Drive Score: 88,79 Mbytes/s
  • Acceso aleatorio: 10,32 ms

Battery Eater Pro

  • Autonomía: 2 horas y 12 minutos (condiciones extremas)