Equipos ultraportátiles: Acer Ferrari 1100

Hace ya bastante tiempo que vimos el primer Acer Ferrari y, si bien al principio nos pareció una estrategia más de marketing, hay que reconocer que los últimos lanzamientos de esta gama están dando interesantes resultados

11 julio 2008

Empezando por la parte estética, y a diferencia de los llamativos colores rojos de antaño, este 1100 se presenta con una carcasa acabada en fibra de carbono auténtica, que ofrece un elegante y discreto color negro, al tiempo que le confiere una resistencia estructural excelente. Esto se aprecia en puntos como la parte trasera de la pantalla, mucho más robusta que la mayoría de los equipos que han pasado por nuestras manos.

 

Además, encontramos detalles de personalización que abarcan la pantalla de la BIOS, los sonidos y fondos de Windows, fundas, empaquetado y logos por doquier, que incluso encontramos en el ratón y teléfono Bluetooth para VoIP.

 

Entrando en las pruebas, el índice general de prestaciones de esta máquina lo sitúa en un nivel alto dentro de nuestra comparativa, justo por detrás de los equipos basados en el nuevo Santa Rosa de Intel. Aun así, el nivel de calor disipado no ha sido tan elevado como podría pensarse y se sitúa en la línea de otros equipos de la comparativa.

 

En definitiva, una máquina de buenas prestaciones y potente configuración, de excelente calidad y elegancia. El precio, sin ser económico, resulta razonable para un ultraportable de su segmento.

 

Pruebas:

PCMark Vantage: 2.553 / 3DMark06: 365