Equipos ultraportátiles: Samsung Q45

La multinacional coreana presenta un modelo con una ajustada configuración que exhibe un precio de sólo 899 euros, una cifra tremendamente ajustada para el tipo de equipo que estamos tratando

28 julio 2008

Es cierto que no contamos con un procesador demasiado potente y su configuración podría considerarse dentro de la media, pero no podemos pedir más por menos de 900 euros, máxime teniendo en cuenta que el peso se sitúa justo en los 2 kilos.

 

Así, tenemos un equipo no demasiado ligero, ni muy compacto (el grosor no es su punto fuerte) y con unas prestaciones dentro de la media, pero, por precio, convencerá a más de uno. Y es que muchos usuarios no demasiado exigentes preferirán sacrificar prestaciones y peso a favor del ajustado precio de esta máquina.

 

El acabado y estética se mantiene en la línea de otros modelos de Samsung, donde el color negro es el protagonista absoluto. La carcasa, aunque en apariencia parece bastante robusta, tiene demasiado tacto a plástico, y hace que la máquina parezca mejor a simple vista que una vez que la tenemos en las manos. Aun así, el precio es inmejorable y por ello se lleva nuestro sello de mejor compra.

 

Pruebas:

PCMark Vantage: 2.508 / 3DMark06: 555