Equipos ultraportátiles: Sony VAIO TZ-31WN

Esta máquina de la serie TZ es de auténtico lujo tanto a nivel estético como tecnológico, pues es impresionante todo lo que Sony ha sido capaz de reunir en el interior de un chasis de dimensiones realmente mínimas y sólo 1,2 kilos de peso

31 julio 2008

Así, contamos con una configuración basada en un chip de bajo voltaje que, a pesar de ello, ofrece un rendimiento situado en la zona media de nuestras pruebas. También contamos con la regrabadora DVD-RW integrada (todo un hito), módem analógico, e incluso tarjeta 3G/HSDPA en su interior, y un lector de huellas digitales. Además, la reducida batería es capaz de alimentar el conjunto durante casi 5 horas de uso normal (WiFi, uso de disco y retroiluminación de la pantalla en un nivel medio/alto).

 

Por todo ello, aunque no es la máquina más potente, sí es una de las más exclusivas que podamos encontrarnos, incluso por encima del Acer Ferrari. Aquí Sony recurre a la máxima integración y tecnología para crear un ultraportable apto para una amplia variedad de funciones.

 

Sólo dos cosas no nos han gustado: la ubicación lateral del botón de encendido, fácil de accionar mientras viaje en el maletín, y la retroiluminación LED de la pantalla, que resulta algo escasa con el alimentador conectado.

 

Pruebas:

PCMark Vantage: 1.436 / 3DMark06: n.d.