Guía Completa: Cómo comprar un portátil barato sin perder dinero en el intento

Bueno, bonito y barato, parece la panacea a la hora de comprar un portátil pero se puede. Si sigues los consejos que te damos en esta guía, encontrarás el adecuado, y al mejor precio, en Infocomputer

Apertura_PCA

Apertura_PCA

A veces sentimos que hay que tener un máster para hacerse con un portátil bueno, que si SSD, que si RAM, que si DDR3, GPU dedicada, y ya ni hablar si se trata de pensar en un precio que sea asequible sin perder prestaciones. Lo que está claro es que la experiencia nos ha enseñado que lo barato, la mayoría de las veces, acaba saliendo caro, por lo que merece la pena tomarse un tiempo para conocer qué hay en el mercado y hacer la mejor compra posible.

Aunque parezca obvio, la primera premisa que va a condicionar la compra es el uso que vamos a darle al portátil. Y es que no es lo mismo necesitarlo para trabajar, que para jugar, tenerlo en casa o llevarlo siempre encima, eso va a marcar muchos de los condicionantes que encontraremos a la hora de inclinarnos por uno u otro. Lo mismo sucede con el presupuesto que le queramos destinar, está claro que “lo menos posible”, pero hay que ser realistas y asumir que, según las prestaciones y necesidades, el precio variará.

Así que nos hemos propuesto ayudarte en esta particular travesía del desierto, con una guía donde intentaremos asesorarte sobre lo que no debes sacrificar y lo que sería prescindible llegado el caso.

Lo primero, el procesador

Sin duda, uno de los factores más importantes, sino el que más, a tener en cuenta a la hora de comprar un portátil. Suelen buscar que tengan un consumo bajo para mejorar la autonomía de la batería y no necesiten un sistema de refrigeración como el un ordenador de mesa, pero los hay con un gran rendimiento.

Procesador_PCA

Algunos fabricantes recurren a procesadores de baja potencia que, por extensión consumen poco, y así maquillar el precio. Error. No valores los equipos que montan AMD de la serie E y cualquier Intel que vaya seguido de un Atom o Celeron. Su rendimiento con Windows 10 (aquí puedes conocerlo en detalle) deja bastante que desear, si vamos a tener abiertas al menos dos aplicaciones al mismo tiempo. Y con toda probabilidad, vamos a tener en uso y de manera simultánea más de dos.

SSD será condición indispensable

Si se van a almacenar los datos, que sea bien. Y un SSD reduce muchísimo el tiempo de arranque además de proporcionar ligereza y fluidez en cualquier aplicación que vayamos a utilizar en el equipo, sobre todo, si como decíamos antes, se presenta un panorama multitarea, que será lo que suceda la mayor parte del tiempo. O sea, huye de los discos duros convencionales, porque irá lento desde el primer momento. Y el SSD tendrá más o menos capacidad, puede ser SATA o NVMe, pero eso dependerá del presupuesto o de necesidades específicas pero, repetimos, SSD.

Y siguiendo un poco con la misma línea, acepta el número 8 como tu nueva cifra a tener en cuenta. Porque no vas a necesitar un equipo con más de 8 Gbytes. Eso sí, tampoco con menos. Por lo tanto, un portátil con 8 Gbytes de memoria RAM es suficiente. Huye de portátiles que tengan cantidades de memoria RAM que no sean múltiplos de 4, porque quiere decir que estarán usando RAM soldada a la placa o utilizan módulos diferentes, y eso a la larga tiene como resultado un rendimiento más bajo.

RAM_PCA

Pantalla, touchpad y teclado, tan imprescindibles como olvidados

Pues sí, nos ponemos a mirar números, almacenamientos, y se nos olvidan los tres elementos que vamos a utilizar sí o sí, independientemente de la memoria o el procesador, y son la pantalla, el touchpad y el teclado, y ojo porque no es ninguna tontería. ¿Te has parado a pensar en lo que puede suponer un teclado con un recorrido de tecla demasiado duro, o con las teclas demasiado juntas? Utiliza el sentido común y, en la medida de lo posible, pruébalo, escribe un texto o lo que sea sin sentido pero a tu velocidad de tecleo habitual, para comprobar si te resulta cómodo y tiene el tamaño adecuado. Y lo mismo con el touchpad, si no quieres cargar con un ratón, asegúrate de que tanto su tacto como su funcionamiento se ajusta a tus gustos, también en tamaño.

Para la pantalla te recomendamos que tengas muy en cuenta la resolución, según el tamaño. Menos de 12 pulgadas, la resolución mínima recomendada está entre 1024x768 y 1366x768, aunque no son muy adecuados. De 12 a 15 pulgadas estaríamos hablando de entre 1366x768 y 1920x1080, y para más de 15 pulgadas, al menos 1920x1080.

Pantalla_PCA

No te dejes engañar por el diseño

Algunos fabricantes disfrazan un producto mediocre en un diseño arriesgado y vanguardista. No dejes que te engatusen con eso. La mayoría de las veces es plástico que le da un aspecto mejor y justifica una subida absurda del precio real. Detalles como las bisagras, los marcos, el panel de conexiones o el sistema de refrigeración son muchísimo más importantes que la estética. De cualquier forma, si tenemos en mente un modelo, es recomendable probarlo in situ pero también, consultar foros y opiniones de usuarios, fuera de las red “oficial” del producto, para que se ajuste más a la realidad del usuario.

Nuestra apuesta

Hemos visitado la web de infocomputer, que tiene unos precios increíbles, y hemos hecho una selección de los que creemos que pueden ajustarse a unas necesidades básicas y con un presupuesto por debajo de 500 euros.

HP 840 G3, Intel Core i5, con una memoria RAM de 8 Gbytes, disco duro de 512 M.2 y una pantalla de 14”, con un precio de 482,79 euros. Tampoco está mal Lenovo L470, Intel Core i5 6300U y 2,4 GHz, una memoria RAM 8 DDR4 y disco duro de 500 HD con pantalla de 14” por 422,29 euros. Y por último el ACER N15W8, Intel Core i5 6200U y 2,3 GHz, 8 Gbytes de memoria RAM y disco curo de 256 M.2 con pantalla de 13” por 411, 40 euros.

Loading...