MSI Gx610

Equilibrio entre prestaciones, peso y acabado

25 enero 2008

Los portátiles dotados de motores gráficos potentes, en los que por encima de la portabilidad prima la capacidad para ejecutar juegos y otras aplicaciones exigentes con la GPU, son cada vez más habituales. En este caso, nos encontramos ante una máquina pensada para jugar, como lo demuestra el serigrafiado en rojo de las teclas más relevantes y su propia configuración.