Hundyx L390T, de gran polivalencia

La propuesta de Hyudix es un equipo ensamblado en España sobre la base del Clevo L390T. El Hundyx L390T es una propuesta que puede ser configurada casi a medida desde la web de la marca, estando la posibilidad de contar con pantalla táctil entre una de esas opciones

Enrique Sánchez rojo

16 marzo 2009

En este sentido, por planteamiento y enfoque, el L390T nos parece un desarrollo más apropiado para funcionar como equipo profesional, especialmente en entornos TPV (Terminal Punto de Venta) donde se utilicen aplicaciones de gestión con interfaz táctil.

Aun así, puede ser una opción interesante para cualquier otro entorno que busque una máquina altamente compacta, de un buen nivel de calidad, configurable a medida (podemos encontrar los modelos más económicos desde unos 800 euros) y repleta de buenos detalles.

Por ejemplo, nos han conquistado cosas como los dos puertos USB y conectores de entrada/salida de audio ubicados en la parte inferior de la peana. Es una solución que por su practicidad, ya podíamos encontrar en otros equipos de mayor renombre.

También nos llama la atención el hecho de descubrir en su parte trasera inferior dos puertos serie (ideales para equipos de ámbito profesional), encontrar la conexión VGA que echamos de menos en la mayoría de modelos, la bahía ExpressCard habitual en portátiles e incluso una conexión HDMI ideal para videoproyectores o TV de alta definición.

Igual de interesante es el puerto e-SATA, al que podemos conectar unidades de disco SATA externas sin necesidad de alimentación y funcionando mejor y más rápido que a través de los clásicos USB. Y, aunque apenas sea ya utilizado, nunca esta demás contar con el módem integrado, que quizá pueda resultar de utilizar en determinadas situaciones.

Una configuración poco exprimida

La que quizá sea la parte más controvertida de este Hundyx se encuentra en los resultados de nuestras pruebas. Por una parte, tenemos una configuración de gama alta, con la máxima cantidad de RAM para sistemas de 32 bits, un procesador bastante potente proveniente del mundo portátil y un disco duro de 2,5 pulgadas de los más grandes que podemos hallar en estos momentos en el mercado.

Sin embargo, las cifras que arrojan tanto PCMark Vantage como la propia Experiencia de Windows estarían por debajo de lo que cabría esperar. Basta echar un ojo a otras configuraciones de esta misma comparativa y ver los resultados obtenidos para que salte a la vista. El apartado gráfico es lo único dentro de lo normal, ya que obtiene prácticamente los mismos datos en 3DMark 06 que el Sony VAIO, equipo con idéntico motor gráfico integrado.

Con todo, una gran alternativa para los que busquen un PC de corte más convencional y, sobre todo, configurado a medida de nuestras necesidades, ya sea para entornos residenciales o, mejor aún, profesionales.