Análisis

Lenovo IdeaPad Yoga 13, convertible con bisagra de 360 grados

Este portátil tiene una sofisticada pantalla capaz de girar 360º hasta plegarse por completo tras la base. Esta es la propuesta de Lenovo con su IdeaPad Yoga

Alberto Castro Gallardo

Lenovo IdeaPad Yoga 13

10 junio 2013

Disponible en formato de 11" con Windows RT y con pantalla de 13", ya con la versión completa de Windows 8. Esta última configuración es la que hemos analizado, y el sabor de boca que nos ha dejado es estupendo, tanto por lo atractivo de su carcasa (muy agradable al tacto y robusta), como por su comportamiento general.

Si bien es cierto que su diseño permite colocarlo en hasta cinco posturas (para trabajar con el teclado, a modo de tableta o para visionado de películas, por ejemplo), echamos en falta la posibilidad de separar la pantalla por completo del chasis, pues de esta forma tenemos que cargar siempre con 1,5 Kg en total.

Pero, al menos, al poder emplazarlo solo con la pantalla de cara a nosotros, en modo tableta es cómodo de utilizar si lo apoyamos sobre una mesa o en nuestro regazo. Eso sí, el precio debería ser algo más ajustado, ya que la resolución no llega a Full HD y el disco SSD es de solo 128 Gbytes.

 

Pruebas

PCMark 7: 4.054

3DMark 11 (Performance): 546

  • Experiencia en Windows: 4,6
  • Procesador: 6,9
  • Memoria RAM: 7,2
  • Gráficos: 4,6
  • Gráficos de juegos: 6,2
  • Disco duro principal: 7,7

SiSoft Sandra 2013

  • Dhrystone Integer SSE4.2 (GIPS): 46,78
  • Whetstone FP64 SSE3 (GFLOPS): 30
  • Rendimiento transaccional de memoria (MTPS): 4,22
  • Ancho de banda memoria (Gbytes/s): 10,18
  • Latencia de la memoria (ns): 33,6
  • Velocidad de transferencia del disco (Mbytes/s): 258,75

Powermark Professional (Balanced): 3h 41min