Análisis

Lenovo ThinkPad Edge E420s, para trabajar y para el hogar

La unidad óptica de tipo slot añade un toque de distinción y diferenciación, al tiempo que elimina la incómoda bandeja para los discos. El equipo está orientado a pymes y profesionales

Lenovo

28 noviembre 2011

A la serie ThinkPad, con modelos robustos y repletos de tecnologías para la gestión y mantenimiento, su diseño sobrio y excesivamente corporativo le resta atractivo a la hora de trabajar y disfrutar de los ratos de ocio en casa. Para esta clase de público, Lenovo ofrece el ThinkPad Edge.

Mantiene las cualidades habituales, pero da un giro al diseño: bordes cromados, pantalla de cristal y unas formas menos serias. Ahora bien, los mejores detalles van por dentro, como el disco duro SSD que, combinado con la tecnología de arranque rápido de Lenovo (en la que trabajaron con Microsoft), permite cargar Windows 7 en menos de la mitad de tiempo que otros equipos.

En la configuración, solo añadiríamos algo de RAM y una aceleradora gráfica más potente. Tampoco vendría mal una batería con más capacidad, pues la de serie rondaba las 2,5 h en trabajo real. Y, la pantalla, el tamaño nos gusta, pues encontrar equipos de 14” es complicado. Exhibe un buen equilibrio entre portabilidad, peso, consumo y superficie de visibilidad, aunque el hecho de estar cubierta por cristal puede provocar reflejos indeseados en oficinas. Ahora bien, lo peor es que la resolución se nos antoja reducida, con solo 1.366 x 768.

PRUEBAS

  • PCMark 7: 2.485
  • Lightweight score: 2.175
  • Productivity score: 1.487
  • Creativity score: 2.998
  • Entertainment score: 2.925
  • Computation score: 3.319
  • System storage score: 3.256
  • 3DMark 11 Entry: n. d.
  • Experiencia de Windows: 4,8
  • Procesador: 6,9
  • Memoria RAM: 5,9
  • Gráficos: 4,8
  • Gráficos de juegos: 6,2
  • Disco Duro Principal: 7,5
Temas Relacionados
Loading...