Análisis

Medion Erazer X5364 D, un auténtico equipo sin fisuras

Este modelo tiene un enfoque gaming muy marcado, conferido por la gráfica NVIDIA GeForce GTX 680. Además, posee una fuente de alimentación de 700 W que por fin hace que Medion no deje ningún cabo suelto

Manuel Arenas

Medion Erazer X5364 D

24 septiembre 2012

Esta eficiencia permite al equipo de Medion ahorrar bastantes vatios durante el uso del equipo y también es una base sólida para el funcionamiento de todos los componentes.

La caja, con un diseño espectacular, exhibe una ergonomía muy lograda, con conexiones frontales, puerta delantera con apertura hacia los dos lados, bahía hot swap para discos duros e iluminación LED azul con un efecto logrado en cuanto a estética, que además puede deshabilitarse para que no moleste en la parte frontal. No descuida la parte de la ventilación, que es eficiente y silenciosa. Incluso la caja está preparada para instalar un sistema de refrigeración líquida con orificios para los tubos.

 

Rendimiento elevado

Como decíamos, este equipo no descuida ningún apartado clave para el rendimiento. Además de la tarjeta gráfica, cuenta con un procesador Ivy Bridge Core i7 3770 con una potencia de cálculo muy elevada. No es el modelo K preparado para overclocking mediante desbloqueo del multiplicador, pero es suficientemente rápido. Y más si pensamos que el PC instala un disco SSD de arranque de 128 Gbytes que hace que el funcionamiento sea sumamente ágil. Junto con él, dispones de un disco convencional de 2 Tbytes.

Así, puedes usarlo para datos o para instalar aplicaciones y juegos que ocupen mucho espacio en disco. De otro modo, tendrás problemas con el espacio libre en el SSD, que puede acabar por agotarse completamente. Gracias a la bahía hot swap es fácil añadir más almacenamiento en un momento dado.

La memoria de 16 Gbytes es suficiente para un uso convencional. Pero, a la vista de cómo baja el precio, podrás optar por instalar hasta 32 Gbytes más adelante si te animas a configurar discos RAM, por ejemplo, como aceleradores. Y la conectividad es correcta, incluso incluye un receptor USB para añadir conectividad WiFi 802.11n.

Lo único que puede faltar es un poco más de potencial de ampliación en lo que a configuraciones multitarjeta se refiere. La placa instalada no dispone de más ranuras PCI-E x 16, aunque solo lo echarán de menos los gamers extremos que tienen otros equipos en el mercado mejor equipados para sus necesidades.

En resumidas cuentas, este equipo es perfecto para usuarios exigentes que quieran invertir su dinero en un equipo capaz de aguantar el paso de los años, con un rendimiento elevado y apto tanto para trabajar como para divertirse o jugar.

 

Pruebas

KribiBench

  • Cadencia: 4,76 FPS

CineBench 11.5

  • OpenGL: 46,98 FPS
  • CPU todos los núcleos: 7,17
  • CPU un núcleo: 1,52

PCMark 7

  • Índice: 4.885 puntos

3DMark 11

  • Índice: 8.780 puntos (Performance)
  • X.264 HD 4.0
  • Pass 1: 155 FPS
  • Pass 2: 40 FPS