Mac mini Snow L. Server

Desde su primera aparición, el Mac mini ha tenido una legión de seguidores como servidor para pequeños entornos. En efecto, tiene unas dimensiones mínimas, apenas hace ruido y tan solo consume unos 14 vatios en espera

Enrique Sánchez rojo

8 marzo 2010

La cuestión es que, si hasta ahora eran los usuarios los que compraban el equipo para más tarde cargar el sistema operativo servidor, y realizar determinadas adaptaciones, ahora Apple se ha decidido a lanzar una versión específica de su retoño más pequeño específicamente diseñado para esta clase de tareas.

4153411602_d1602b5e4b_b

Sin unidad de DVD

El nuevo Mac mini Server se diferencia a simple vista de sus hermanos de gama por su frontal. En el nuevo modelo no encontramos la habitual ranura para la inserción de discos CD/DVD. En su lugar, se ha aprovechado el espacio para montar una segunda unidad de disco duro de 500 Gbytes. Así, ofrece un total de 1 Tbyte de almacenamiento y, en caso de que querer configurarlo en modo RAID 1 (espejo), tendremos que hacerlo vía software desde el propio sistema operativo, pues la controladora hardware no ofrece esta posibilidad de manera nativa.

El resto de la configuración (CPU, RAM y gráfica) es idéntica al Mac mini estándar más alto de gama, resultando más que suficiente para actuar como un pequeño servidor de correo, BB DD, Web, FTP, gestión de seguridad y usuarios, o para controlar carpetas compartidas en red. Además, también puede actuar como servidor TimeMachine donde volcar las copias de seguridad de los equipos Mac de una red.

Aun así, la capacidad de almacenamiento no es exagerada, por lo que a poco que tengamos una cierta cantidad de datos tendremos que plantearnos recurrir a algún NAS en red o conectar alguna unidad externa vía USB o FireWire 800. Ahora bien, uno de los puntos más destacados es la inclusión del sistema operativo Mac OS X Snow Leopard Server con licencias ilimitadas en el coste del equipo. Si tenemos en cuenta que este software cuesta 479 € y que el nuevo Mac, añadiendo dos unidades de 500 Gbytes, solo vale 200 € más que el modelo estándar, vemos que su presencia es casi gratuita.

En nuestras pruebas comprobamos que el nivel de sonido generado es mínimo, como en el resto de la gama Mac mini, y su consumo prácticamente el mismo. Quizá nos preocupa algo más el tema de la refrigeración: el equipo se calienta bastante y, aunque se refrigera adecuadamente, habría que ver la duración de unidades y hardware a largo plazo con este pequeño servidor conectado 24x7.

4152652355_89111afb92_b

El sistema operativo

La instalación de Mac OS X Snow Leopard Server es extremadamente sencilla. Gracias a un asistente podremos dar de alta los servicios más habituales que vayamos a necesitar en nuestra red (correo, agenda y calendario de grupo, Web, FTP, BB DD, impresión, iChat, DNS, etc.), configurarlos, activarlos y dar de alta a los usuarios que los utilizarán. Entre las novedades de esta última versión encontramos un servidor específico de wikis para, por ejemplo, crear repositorios de documentación para la empresa; un entorno para generar y colgar podcast; e incluso servicios de acceso remoto para acceder de manera cifrada y sin VPN a nuestra red empresarial.

Para los menos expertos, la puesta en marcha es sencilla y rápida, al tiempo que el nivel de mantenimiento necesario es mínimo gracias a la estabilidad del entorno Unix de Mac OS X. Pero para los administradores más expertos, existe la opción de gestionar remotamente los equipos Mac de la red, controlar su seguridad y privilegios y facilitar la puesta en marcha de nuevas máquinas en la red.

macminiserver_2
Loading...
'); doc.close(); });