Análisis

Mountain GTM 3000, un PC con una potencia sobrecogedora

El buque insignia de Mountain nos ha sorprendido. Siempre que analizamos propuestas de esta firma destacamos su cuidada configuración y meticuloso ensamblado. Pero este GTM 3000 eleva estas dos cualidades a la enésima potencia

Juan Carlos López Revilla

Mountain GTM 3000

21 marzo 2012

En el interior del bien ejecutado chasis de Antec nos hemos topado con algunos de los mejores componentes que podemos conseguir en el mercado actualmente.

Echad un vistazo a la ficha adjunta del sobremesa de Mountain y comprobaréis que no tiene desperdicio: un rapidísimo Intel Core i7 perteneciente a la serie 39xx, 8 Gbytes de RAM DDR3 a 1.600 MHz, dos descomunales tarjetas gráficas de última generación puestas a punto por AMD, tres discos duros (uno de ellos, el principal, SSD), etc.

Pero esto no es todo. Un PC bien diseñado debe ser mucho más que la mera reunión de un montón de componentes de calidad. Además, su ensamblado debe ser extremadamente cuidadoso para minimizar las vibraciones de origen mecánico y, de esta forma, reducir su nivel de ruido.

Por otra parte, debe contar con un sistema de refrigeración bien concebido capaz de garantizar no solo que la CPU, la GPU y los discos duros trabajen siempre por debajo de su umbral máximo de temperatura, sino también que los componentes de la placa base más propensos a calentarse, como los módulos reguladores de voltaje, estén perfectamente ventilados. Y este PC de Mountain cumple a pies juntillas estos preceptos.

Rendimiento y estabilidad a prueba de bombas

Mountain GTM 3000 detalle

Los resultados que hemos obtenido en nuestro Laboratorio al poner a prueba este equipo son abrumadores. En buena parte de los tests de nuestro extenso banco de pruebas ha batido el récord establecido por los equipos comerciales (nuestra máquina de referencia absoluta equipada con un Intel Core i7-3960X Extreme Edition sigue en la cúspide), pero lo más importante es que ha arrojado estas marcas con una estabilidad absoluta.

Y eso que le hemos hecho muchas «perrerías», forzándolo a trabajar a frecuencias de reloj muy superiores a los 3,8 GHz que admite. El mérito de esta comportamiento imperturbable lo tiene, en gran medida, su sofisticada placa base.

Es evidente que este GTM 3000 nos ha gustado mucho. De hecho, no tiene ninguna carencia importante. Lo único que hemos echado en falta, dada su envergadura, pero que reconocemos que no es ni mucho menos imprescindible, es la presencia de una segunda fuente de alimentación y una unidad óptica compatible con Blu-ray Disc. En cualquier caso, es un magnífico equipo que colmará la ambición de los usuarios más exigentes.

Pruebas

Experiencia en Windows 7

  • Evaluación: 7,7

PCMark 7 Professional

  • Índice: 4.724 puntos

3DMark 11 Professional

  • Índice: 13.513 puntos

SiSoft Sandra 2012

Aritmética del procesador

  • Rendimiento agregado: 162,29 GOPS
  • Dhrystone SSE4.2: 204,7 GIPS
  • Whetstone SSE3: 128,67 GFLOPS

Multimedia del procesador

  • Rendimiento agregado: 361 Mpixel/s
  • Multimedia Int x16 AVX: 310,41 Mpixel/s
  • Multimedia Float x16 AVX: 419,69 Mpixel/s
  • Doble multimedia x8 AVX: 239,15 Mpixel/s
  • Discos físicos (SSD): 264,49 MB/s

Ancho de banda de memoria

  • Rendimiento agregado: 31,69 GB/s
  • Latencia: 27,7 ns

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });