Análisis

Mountain Studio 3D 17, un portátil a la última

A quien busque la máxima potencia de un sobremesa pero sin renunciar a la movilidad que ofrece un portátil, este modelo de Mountain le vendrá como anillo al dedo

Alberto Castro Gallardo

Mountain Studio 3D 17

20 julio 2011

El modelo Studio 3D 17 de Mountain está dotado de algunos de los componentes más punteros del mercado, como es el caso de su microprocesador de cuatro núcleos Sandy Bridge de Intel y los impresionantes 16 Gbytes de memoria montados en la configuración que hemos analizado. Además, disponemos de dos discos duros, uno de 500 Gbytes y otro de estado sólido SATA III con otros 128 Gbytes, lo que hace que todo se mueva con mayor fluidez.

En cuanto a la pantalla LED, su ángulo de visión y sus reflejos son correctos para tratarse de un modelo con acabado brillante, mientras que su elevada resolución Full HD (1.920 x 1.080 puntos) está a la altura de lo esperado. Lo que no nos ha gustado tanto es su touchpad, demasiado pequeño para la superficie disponible.

Mountain Studio 3D 17 detalle

El lector de huellas dactilares, situado en el touchpad, proporciona un nivel de seguridad adicional para acceder al sistema

Su abultado transformador de energía y un diseño no especialmente llamativo son también otros aspectos susceptibles de mejora. En cambio, en lo que a la conectividad se refiere, pocos «peros» caben: tenemos puertos de alta velocidad USB 3.0, eSATA y FireWire, salida de vídeo HDMI y lector de tarjetas integrado.

La configuración se completa con dos extras interesantes: un sensor de huellas dactilares que nos permite proteger el acceso al sistema operativo y un práctico maletín de Kensington para transportarlo cómodamente.

Rendimiento intachable

En nuestro banco de pruebas los resultados que ha arrojado han sido más que notables: 8.302 puntos en PCMark Vantage y una experiencia en Windows 7 de nada menos que 7,1 puntos, lo que nos asegura un altísimo rendimiento.

En el apartado gráfico los valores tampoco nos decepcionaron (1.804 3DMarks), mientras que en lo que a la autonomía se refiere, Battery Eater Pro indicó una duración de su batería superior a las dos horas bajo condiciones extremas, con lo que bajo un uso normal podremos estar muy satisfechos.

No obstante, la autonomía no es un factor decisivo en este tipo de portátiles, pues por sus dimensiones y peso no han sido concebidos para ofrecer la máxima portabilidad, sino un rendimiento comparable al de los mejores ordenadores de sobremesa.

Pruebas

  • Experiencia en Windows: Índice: 7,1
  • PCMark Vantage: Índice: 8.302 PCMarks
  • 3DMark11: Índice: 1.804 3DMarks
  • SiSoft Sandra 2011: CPU: 77 GOPS / 96,31 GIPS / 61,48 GFLOPS
  • Sandra 2011 Multimedia Aggregate Multi-Media Performance: 167,76 MPix/s
  • Sandra 2011 Multimedia Multi-Media Integer x32 iAVX: 156 MPix/s
  • Sandra 2011 Multimedia Multi-Media Float x16 iAVX: 180 MPix/s
  • Sandra 2011 Multimedia Multi-Media Double x8 iAVX: 102,6 MPix/s
  • Battery Eater Pro: Autonomía: 2 horas y 6 minutos (condiciones extremas)
Loading...