Open-PC: el ordenador abierto de la comunidad para la comunidad

La calle está saturada de diferentes marcas, modelos y diseños de ordenadores, pero pocos son los que se saltan las reglas que dicta el mercado. Este Open-PC, además de integrar exclusivamente software libre, puede presumir de que su precio y aplicaciones han sido elegidos por la comunidad

Javier Llorente

Open-PC: el ordenador abierto de la comunidad para la comunidad

28 abril 2010

El Open-PC es un nettop, es decir, un ordenador de reducidas dimensiones y bajo consumo, lo que le hace ideal para las tareas diarias. Es suficientemente potente; pero, por otra parte, no le sobra potencia. ¿Realmente necesitamos cuatro núcleos para ver el correo y hacer un trabajo? Los ordenadores de hoy en día son más rápidos; sin embargo, la experiencia del usuario estrictamente en cuanto a uso del ordenador se refiere no ha mejorado a la misma velocidad. ¿Qué hace al Open-PC especial? Pues que, además de venir con software libre, está listo para su disfrute, al mismo tiempo que es fácil de usar.

Listo para usarse

Muchos ordenadores son auténticas plataformas de pérdida de tiempo, ya que vienen con pocos programas que sean de utilidad. Los verdaderamente necesarios hay que comprarlos, instalarlos y configurarlos (o también puedes pagar a alguien para que lo haga por ti). Al margen del dinero que conlleva (puede que al final el precio del software se asemeje o incluso supere al del ordenador), no se puede olvidar el tiempo que supone. También merecen un comentario las innumerables aplicaciones de prueba incluidas que intentan captar por todos los medios nuestra atención: ventanas emergentes, registros, ofertas... Y, después de la puesta en marcha, quedarían las actualizaciones, que algunas parece que nunca terminan, y los reinicios que éstas exigen.

Afortunadamente, esto no ocurre con el Open-PC. Lo único que hay que hacer para empezar a usarlo es responder a unas preguntas muy sencillas para configurarlo al gusto de cada cual, anotando nuestras predilecciones en cuanto a idioma, distribución del teclado, huso horario, o nombre de usuario y contraseña. El software ya está preinstalado y configurado; es decir, no hay que meter ningún disco ni esperar minutos y minutos para que se autoconfigure y/o se instale el sistema. Y no solo eso, viene con una gran cantidad de software libre para realizar múltiples tareas, como Firefox (navegador web), Amarok (reproductor de audio), OpenOffice (suite ofimática), Okular (lector de PDFs), GIMP (editor de gráficos), Kmail (cliente de correo), Marble (aplicación geográfica), digiKam (gestor de fotos), Choqok (cliente de Identi.ca/Twitter), Kaffeine (reproductor de vídeo)... Lo que no incluye el Open-PC son aplicaciones de prueba y antivirus, porque no son necesarias.

FÁCIL DE USAR

Que venga con un sistema operativo que no sea ni Windows ni Mac no es motivo para asustarse, ya que conceptos como copiar, pegar, arrastrar o hacer clic son los mismos. Eso sí, como cualquier otro cambio, nos llevará un tiempo adaptarnos. La suite ofimática incluida es compatible con Microsoft Office y es capaz de guardar los documentos en formatos estándares como PDF. Eso no es todo; no hace falta desfragmentar el disco duro para que el ordenador vaya más rápido y, al no ser necesario que haya un antivirus ejecutándose en todo momento, es más eficiente. Y también se pueden instalar aplicaciones para los usuarios más avanzados como nmap o Qt Creator. El sistema operativo escogido para el Open-PC fue openSUSE porque tiene potentes herramientas como el openSUSE Build Service o el SUSE Studio.

Facil-de-usar

SOFTWARE SIN RESTRICCIONES

Todas las aplicaciones pueden usarse sin restricciones e incluso modificarlas y hacer copias sin tener que pagar royalties. Esa es la principal virtud del software libre. Tenemos libertad para estudiar el código fuente («la receta» de la aplicación), realizar cambios y redistribuirlos. De esta forma, cualquiera puede contribuir con su pequeño granito de arena a mejorar el software, ya sea haciendo un icono, escribiendo documentación o programando.

Software-sin-restricciones

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

Su caja Mini ITX incluye un procesador Atom N330 a 1,6GHz de doble núcleo, 3 Gbytes de RAM (2 ranuras de DDR2 DIMM), 160 G­bytes de disco duro, una placa base ASRock, tarjeta gráfica Intel Graphics Media Accelerator 950, sonido de alta definición (Intel HD Audio) con conexión para auriculares, micrófono y entrada de audio, y conexión frontal de salida audio, admite dos conexiones de SATA-II (hasta 3 GB/s) y tarjeta de red de 1 Gigabit. En cuanto a puertos, incorpora dos PS/2 (para el ratón y el teclado), paralelo, serie, VGA, 4 USB, VGA y RJ-45.

Especificaciones

EL OTRO LADO

Pero, por supuesto, no todo lo que hay al otro lado de la valla es verde. El sistema operativo del Open-PC no viene con códecs
y plugins que no sean libres, ya que hay que pagar royalties por distribuirlos. Esto incluye el popular formato de audio MP3. Sin embargo, se puede arreglar muy fácilmente yendo a http://opensuse-communi ty.org/codecs-kde.ymp (desde el Open-PC) y escogiendo los códecs y utilidades que queramos instalar. También comentar que existen otros formatos libres del mismo o mayor nivel de calidad, como el formato de audio ogg. Asimismo, OpenOffice.org puede tener problemas si abrimos documentos de Microsoft Office que sean complejos. Las aplicaciones de Windows no se pueden instalar, a no ser que usemos Wine o Cross­Over y, aun así, tal vez no funcionen. Esto se puede solucionar instalando Windows en una máquina virtual usando VirtualBox.

Características

Equipo creado por la comunidad Linux. Sistema operativo basado en Linux/KDE instalado y preconfigurado (openSUSE 11.2). Incluye software y controladores 100% libres. Caja Mini ITX. Tamaño 345 x 100 x 425 mm. 10 euros de cada PC se donan al proyecto KDE. Fuente de alimentación de 250 vatios. Hardware ampliable. Bajo consumo. Asistencia técnica incluida mediante teléfono y correo electrónico

Contacto:

Open-PC
www.open-pc.com

Precio: 359€

Temas Relacionados