AMD Phenom II X6 1090T

La competencia entre Intel y AMD sigue siendo un factor determinante en la evolución de la tecnología de microprocesadores, aunque su particular guerra se dirime ahora en un campo de batalla diferente al del rendimiento extremo

Manuel Arenas

26 noviembre 2010

La arquitectura de AMD sigue girando alrededor del núcleo K10.5 de 45 nm, mientras que Intel ha dado un par de saltos importantes hasta llegar a los 32 nm con arquitectura Nehalem evolucionada. Los procesadores de seis núcleos son los máximos exponentes tanto de Intel como de AMD, y el Phenom II X6 1090T es el máximo representante de esta última. Por su parte, el Phenom II X6 1055T es la gama «baja» del repertorio Thuban, con una velocidad de 2,8 GHz y un precio aún más comedido.

Saca más partido al micro

La novedad más relevante, aparte de los seis núcleos, es la tecnología Turbo Core, que, de un modo similar a la Turbo Boost de Intel, tiene como misión aumentar el rendimiento de algunos de los núcleos cuando no se usan aplicaciones que necesiten todos los hilos de ejecución disponibles. De este modo, se puede pasar de los 3,2 GHz nominales a los 3,6 del modo «turbo», aunque de un modo menos flexible que con Turbo Boost. AMD, por ejemplo, no desactiva los núcleos que no se usan, sino que reduce el voltaje y baja la frecuencia hasta 800 MHz. Además, trabaja de modo que son tres los núcleos que usan el modo turbo, mientras se baja el rendimiento de los otros tres restantes. En cualquier caso, es una mejora que permite sacar más partido al procesador en tareas no optimizadas para la ejecución en distintos hilos.

El funcionamiento del procesador es realmente frío. La temperatura medida en los sensores de la placa (una Asus Crosshair IV Formula con chipset AMD 890FX) no superó los 50ºC con la frecuencia nominal, usando un ventilador estándar de AMD. De todos modos, a pesar de los seis núcleos físicos, no compite con el Core i7 980X EE de Intel, que consigue ganarle sistemáticamente en todas las pruebas realizadas. Aun así, la ventaja para los usuarios es excepcional, pues tienen a su disposición un procesador extraordinario por un precio espectacular. Y más aún para el 1055T, con un precio de 185 euros, aunque con el multiplicador bloqueado, aunque, con el chipset AMD 890FX y el software AMD OverDrive, se puede intentar un overclocking hasta niveles similares a los del X6 1090T.

Para el procesador Phenom II X6 1090T, el overclocking es sencillo sin más que aumentar el valor del multiplicador con un éxito casi asegurado hasta los 4 GHz. Dependerá de cada micro concreto, pero hasta esa velocidad es probable que el procesador funcione de manera estable con un ventilador de gama media-alta o alta.

Pruebas

Kribibench: 3,39622 fps
PCMark Vantage:7.615 puntos
Cinebench R10: 3.866 (1 Core) / 17.497 (6 cores)
Temas Relacionados