Phoenix Casia i5 Win7

La propuesta de Phoenix es otro buen ejercicio de elección de componentes y ensamblado. El resultado es un ordenador perfecto para servir de base para futuras ampliaciones gracias a la amplitud de su interior

Manuel Arenas

15 febrero 2010

La propuesta de Phoenix es otro buen ejercicio de elección de componentes y ensamblado. El resultado es un ordenador perfecto para servir de base para futuras ampliaciones gracias a la amplitud de su interior, en el que todos los componentes instalados apenas sí se hacen notar. Solo la gráfica, que ocupa el espacio de dos ranuras, llama la atención, aunque la placa base es capaz de alojar hasta tres de tarjetas vídeo. La fuente Tacens de 720 W proporciona margen para instalar dos tarjetas en modo SLI o CrossFire, pero con precaución, pues no siempre es posible usar todos los vatios de una fuente.

visa-detalle

El procesador Core i5 750 ofrece buenas prestaciones, aunque, si el objetivo final es el de construir un equipo de muy alto capacidad, la ausencia de HyperThreading supone renunciar a un porcentaje de rendimiento de hasta el 20% frente a un Core i7 a la misma velocidad. Sea como fuere, esta configuración es válida para abordar todo tipo de tareas. Eso sí, afinando el nivel de exigencia, hay que decir que el disco duro, a pesar de su terabyte de capacidad, exhibe un rendimiento inferior al de los modelos Seagate 7200.12 analizados y no sería descabellado pensar en otra solución.

Pruebas

PCMark Vantage8113
Memories6276
TV and movies5136
Gaming suite8763
Music suite7382
Communications suite7503
Productivity7559
HDD Test4350
Experiencia Windows 77.3 / 7.6 / 6.9 / 6.9 / 5.9
Cinebench R10 1 core / multicore4444 / 14655
3DMark Vantage (Performance)7810
CPU Score38672
Graphics Score6169
PCMark 20059845
KribiBench (fps)2.5678
HD Tach (MB/s)79.4
Consumo máximo (vatios)204
Loading...