Phoenix Voyager P8800, diseño atractivo

El equipo de Phoenix está basado en un barebone de la marca Clevo, la misma que fabrica el modelo de Hundyx. Por eso, el teclado de ambos equipos es idéntico, ofreciendo un tacto agradable y cómodo

Enrique Sánchez rojo

24 noviembre 2009

También son similares al modelo de Hyundix las líneas generales del diseño de su carcasa externa, manteniéndose un buen acabado y calidad de materiales. Ahora bien, la gran diferencia entre ambos equipos viene por parte del chipset que monta su placa base.

En este equipo de Phoenix se ha recurrido a un SiS 671DX, un chipset de coste ajustado que ayuda a conseguir un precio realmente contenido, pero que ofrece unas limitadas prestaciones sobre todo en todo lo que tiene que ver con las operaciones de acceso a memoria, aunque también con el manejo de los datos del disco.

Esto podemos verlo claramente si nos fijamos en las pruebas y comparamos los datos del Pa­ckard Bell anterior con este Phoenix. Se da la paradoja de que, a igual motor gráfico, el Phoenix obtiene unos resultados muy inferiores a pesar de montar un Intel Core 2 Duo P8800 a 2,66 GHz, el procesador más potente que hemos visto en esta comparativa.

Al menos el precio es muy contenido, lo que lo convierte en una gran opción para los que busquen una configuración potente por un precio muy recortado. Es más, esto tiene aún más mérito si tenemos en cuenta que se ha integrado un Windows Vista Home Premium de 64 bits, que en principio debería de aprovechar el máximo potencial de este procesador.

Por pedir, echamos de menos las conexiones eSATA y HDMI que, aunque están presentes en el chasis, se encuentran condenadas bajo una tapa de goma. Al menos sí está el módulo Bluetooth, algo no tan sencillo a la vista de otros modelos de la comparativa.

Pruebas

PCMark Vantage3.165
3DMark062.325
Battery Eater Pro1:14
Exp. Windows4,0
Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });