MSI X58 Platinum, sencilla solo en apariencia

La compañía taiwanesa nos ofrece este modelo Platinum de su nueva gama X58 que, a pesar de parecer bastante sencilla a simple vista, incorpora una serie de extras que contribuyen a incrementar la nota final de todo el conjunto

Eloy García Almadén

9 abril 2009

Para empezar, queremos subrayar un aspecto que muchos fabricantes han pasado por alto en sus diseños pero que todavía utilizan ciertos usuarios que se ven obligados a mantener comunicación con dispositivos un poco más antiguos. Nos estamos refiriendo a la incorporación de un conector interno que habilita un puerto serie en placa.

También nos ha gustado mucho el sistema de iluminación y diagnóstico basado en leds y en códigos de colores que se ha implementado en la superficie de la placa y que queda perfectamente explicado en el manual que la acompaña. De esta manera, y echando un simple vistazo, podremos observar si todos los componentes se encuentran en perfecto estado y se ha llevado a cabo una correcta instalación de cada uno de ellos.

Por último, también merece una mención especial el pequeño conmutador hardware implementado gracias al cual se podrá realizar un overclocking del reloj base del sistema, subiendo y bajando los tres jumpers que incorpora. Por defecto, dispondremos de un reloj a 133 MHz, pero podremos manipular fácil y directamente este valor a 166 y 200 MHz sin necesidad de recurrir al Setup de la BIOS. Esta manera de proceder es especialmente cómoda para realizar pruebas y volver al estado anterior simplemente recolocando los jumpers en su sitio si el sistema no ha funcionado de una manera estable.

Aspectos mejorables

Pero como todo, siempre existen características que son susceptibles de ser mejoradas y, en este caso, podemos observar claramente que quizás uno de los puntos más flojos de esta placa sea su capacidad de expansión. En este sentido, echamos de menos alguna ranura más PCI Express x16 o x8 para poder configurar sistemas gráficos de tres o más tarjetas, y tampoco hubiese estado de más disponer de alguna ranura x4. Asimismo, MSI nunca se ha caracterizado por incluir demasiado software adicional en sus paquetes y podría ser una buena estrategia para terminar de redondear este producto.

MSI se sube al carro verde

No solamente Asus y Gigabyte disponen de tecnologías de ahorro energético. Ahora MSI ha decidido introducir en la fabricación de sus placas DrMOS, que más que un sistema de ahorro es una filosofía de construcción que intenta evitar la pérdida o la mala utilización de la energía.

En vez de recurrir al tradicional layout basado en transistores Top-MOSFET, Bottom-MOSFET y sus controladores asociados, se ha desarrollado un único chip que engloba estos tres componentes y que permite gestionar de una manera mucho más afinada la energía, generando a su vez menos calor en la placa y ocupando un menor área del PCB para estos menesteres. Esta característica, unida al software GreenPower Center, hace que MSI entre a formar parte de las compañías preocupadas por el medio ambiente por la puerta grande.

Plataforma / Socket:

Intel Core i7 Extreme Edition, Core i7 / LGA1366

Loading...