Análisis

Portátil convertible Panasonic Toughbook CF-C1

Este portátil convertible en tableta destaca por su chasis ligero y resistente, así como por su gran autonomía, que se extiende hasta las diez horas de uso

Alberto Castro Gallardo

Panasonic Toughbook CF-C1

25 mayo 2011

Frente a la mayoría de tabletas, pensadas principalmente para el ocio, Panasonic apuesta por el sector profesional con este portátil convertible y reforzado (pertenece a la familia rugged de esta firma).

Lo primero que destaca en él es su chasis, fabricado con una aleación de magnesio, y que le dota de una extraordinaria resistencia y de un peso bastante ligero (1,49 Kg con una sola de las dos baterías que trae de serie). Su otro gran atractivo es su pantalla táctil, que nos permite alternar entre portátil y tableta con solo girarla sobre su eje.

Panasonic Toughbook CF-C1

Su pantalla táctil oscila sobre un eje para cambiar fácilmente de modo portátil a modo tableta.

Eso sí, para introducir datos en ella, es mejor hacerlo con el estilete incluido, ya que, al ser resistiva, el uso con los dedos no es el método más cómodo y preciso (existe la opción, no obstante, de escoger una pantalla capacitiva en su lugar).

Panasonic Toughbook CF-C1

En cuanto al teclado y el touchpad, cuesta un poco acostumbrarse al primero (por estar las teclas muy juntas, aunque así evita salpicaduras), mientras que el segundo cuenta con la peculiaridad de ser circular, solución muy práctica para desplazar la barra lateral.

Panasonic Toughbook CF-C1

Componentes y rendimiento

Frente a su impecable diseño, algunos de sus componentes sí que nos parecen mejorables: 2 Gbytes de memoria y 250 Gbytes de disco duro se antojan escasos en la actualidad, mientras que la configuración que hemos analizado no tenía unidad óptica ni webcam de serie.

Panasonic Toughbook CF-C1

Un asa en la base del portátil de Panasonic nos permite usarlo con seguridad cuando no lo estemos apoyando sobre ninguna superficie.

En el apartado gráfico, al tratarse de un equipo pensado para la empresa, también encontramos ciertas limitaciones, con gráficos integrados Intel HD y 64 Mbytes de memoria dedicada. Los apenas 1.118 puntos obtenidos en 3DMark06 así lo certifican. En cambio, la autonomía está a la altura gracias a las dos baterías incorporadas: unas 10 horas de uso normal (según datos del fabricante) y 2,5 horas bajo condiciones extremas (según Battery Eater Pro).

Pruebas

  • EXPERIENCIA EN WINDOWS
    Índice: 3,5
  • PCMARK VANTAGE
    Índice: 4.807 PCMarks
  • 3DMARK06
    Índice: 1.118 3DMarks
  • SISOFT SANDRA 2011
    CPU: 32,68 GOPS / 39 GIPS / 27,65 GFLOPS
  • MULTIMEDIA:
    Aggregate Multi-Media Perfomance: 59,44 MPix/s
    Multi-Media Integrer x32 iAVX: 69,85 MPix/s
    Multi-Media Float x16 iAVX: 50,58 MPix/s
    Multi-Media Double x8 iAVX: 27,46 MPix/s
  • BATTERY EATER PRO
    Autonomía: 2 horas y 32 minutos (condiciones extremas)