El portátil más polivalente a examen

Para usuarios que apenas necesiten llevar el portátil consigo, los modelos con pantallas de 15 pulgadas son la opción lógica a la hora de reemplazar su sobremesa y, al mismo tiempo, tienen un único equipo en casa o el despacho

Enrique Sánchez rojo

El portátil más polivalente a examen

13 enero 2010

Durante el último año hemos vivido una verdadera fiebre por los netbooks, equipos de bajo coste y tamaño diminuto que han captado la atención del público. Sin embargo, un netbook o un ultraportátil de limitada potencia no es capaz de ofrecer las posibilidades de uso que muchos necesitan, al no disponer de procesadores demasiado potentes, ni de motores gráficos de altas prestaciones. Además, sus reducidas pantallas y pequeños teclados hacen que trabajar durante largas horas escribiendo, navegando o realizando otras tareas sea incómodo.

Los netbooks son ideales para lo que son: consultar el correo o realizar tareas puntuales mientras estamos fuera de la oficina o de casa a cambio de un precio bastante razonable. Sin embargo, una vez que llegamos a casa o a la oficina, lo mejor es disponer de un ordenador cómodo y amplio que reduzca la fatiga visual y física, al tiempo que nos permite disfrutar de todas las aplicaciones que necesitemos. Podemos optar por un tradicional sobremesa o contar con un portátil de más de 15 pulgadas que facilite prácticamente lo mismo, pero con la comodidad de presentar un tamaño más compacto y menos cables, y la posibilidad de guardarlo o llevárnoslo cuando sea necesario. Encima, todo ello por un precio muy similar.

390-2

¿Portátiles o portables?

Hasta hace un par de años, los equipos con pantallas de 15” representaban la gama de portátiles más grande. Ya había algún experimento de fabricantes como HP con modelos de 17”, pero los de 15 eran mayoría. Los llamábamos «portables», fundamentalmente porque su peso, generalmente por encima de los 3 Kg, los hacía muy poco portátiles.

En la actualidad, las cosas han cambiado considerablemente. Primero, porque existen infinidad de portátiles dotados de pantallas de 16 y 17”, monstruosos en tamaño, pero ideales como sustitutos de los clásicos PCs de sobremesa. Por su parte, los modelos de 15” han ido reduciendo su peso hasta situarlo en torno a los 2,5 Kg, una cifra que nos permite llevarlos sin grandes problemas y de manera puntual de una ubicación a otra.

Y esto lo han logrado mientras su precio ha bajado, su configuración no ha dejado de crecer y su tamaño permite pantallas y teclados realmente amplios con los que resulta cómodo trabajar. Por eso, para aquellas personas que no necesitan una gran movilidad y buscan un ordenador atractivo y cómodo como equipo principal, los actuales modelos de 15” se han posicionado como una excelente alternativa. Dada la impresionante gama de modelos, pesos, tamaños y precios que encontramos ahora en el mercado de los portátiles, es importante tener clara esta segmentación, pues nos ayudará a centrar mejor el tipo de portátil que buscamos y/o necesitamos.

ram

Más potencia por menos

Como comentábamos, entre las mejoras que hemos podido apreciar, está el aumento de la potencia de las configuraciones. Hay casos, como los Lenovo o Fujitsu analizados, en los que se persigue lograr el precio más ajustado posible, por lo que se ha recurrido a motores gráficos integrados, con prestaciones algo limitadas. Sin embargo, agrada ver cómo el resto de equipos monta motores gráficos dedicados de mayor o menor potencia, pero suficientes para jugar o usar aplicaciones exigentes en este aspecto.

Lo que sí está prácticamente estandarizado son los 4 Gbytes de RAM, una cifra que permite que Windows Vista y el nuevo 7 se desenvuelvan sin problemas incluso con los exigentes programas de virtualización de escritorio que muchos usuarios ya utilizan a diario. En lo que respecta a los procesadores, vemos cómo los micros de Intel de la gama P8xxx son la opción preferida en los modelos de mayores prestaciones, con unos resultados bastante buenos y comparables a los de cualquier sobremesa de gama media/media-alta.

En todo caso, las CPU actuales ofrecen tal capacidad de proceso que, salvo que seamos usuarios de juegos de última generación o de aplicaciones que requieran cálculo intensivo, es difícil que un usuario tipo pueda equivocarse. Puede que Windows u Office arranquen algo más rápido o lento, pero siempre vamos a poder navegar por Internet, manejar documentos ofimáticos, ver películas (incluso en alta definición), producir pequeños vídeos o DVD domésticos, tratar nuestras fotos o manejar nuestra biblioteca musical. Es decir, lo que demanda el 90% de los usuarios residenciales y de pequeña empresa actual.

Intro2

Autonomía vs ergonomía

Lo que se mantiene inalterable es el principio de que no se puede tener todo. Así, aunque los actuales portátiles de 15” han mejorado en todos los ámbitos, la autonomía sigue siendo su asignatura pendiente. ¿Por qué? Porque alimentar la retroiluminación de una pantalla de gran tamaño, un procesador potente y un motor gráfico dedicado supone un elevado consumo de energía. Así, aunque nos hemos encontrado alguna sorpresa (los modelos de HP o Asus), es francamente complicado encontrar máquinas de esta clase que alcancen o superen las dos horas de autonomía en la prueba Battery Eater Pro. Un benchmark muy exigente, que da una idea aproximada de lo que puede durar una batería exprimiendo el equipo al máximo.

A cambio, eso sí, encontramos pantallas panorámicas de elevada resolución (1.366 x 768 puntos la práctica mayoría) con las que resulta muy cómodo manejar amplias hojas de cálculo, tener varios navegadores abiertos o ver películas de alta definición. Y por supuesto, contamos con generosos teclados, muchos de los cuales incluyen las teclas numéricas, igual que los modelos de sobremesa. Por ello, utilizar uno de estos portátiles para trabajar a diario y sustituir nuestro PC no es una idea descabellada, y sí bastante práctica por el ahorro de espacio que supone.

Tras todo lo anterior, solo nos queda mostraros los 12 modelos que hemos seleccionado para la comparativa. Hay equipos de fabricantes nacionales e internacionales, enfocados para usuarios exigentes y también para los que buscan algo más asequible. Eso sí, en todos los casos nos hemos ceñido a modelos con pantalla de 15” (y sus variantes: 15,4”, 15,5” y 15,6”) siempre por menos de 900 euros. Una cifra que, como veréis, nos permite hacernos con máquinas realmente potentes y repletas de buenas funcionalidades.

Lo que sí nos ha sorprendido gratamente es la elevada calidad técnica y estética de las máquinas. Nada que ver con lo que ocurría tiempo atrás, donde las diferencias entre los fabricantes de mayor prestigio y los nacionales que recurrían a barebones sobre los que desarrollar sus portátiles era enorme. Ahora las distancias se acortan en calidad, y también en precio, pues los grandes han reaccionado ajustando costes al límite.

Así probamos los equipos

Como veréis en las fichas, hemos centrado nuestras pruebas en torno a dos de los benchmarks estandarizados: PCMark Vantage y 3DMark06. El primero somete a la máquina a una larga serie de tareas reales (tratamiento de vídeo, audio, textos, etc.) que durante casi dos horas evalúan el nivel de prestaciones del PC. Al obtener el índice global y el desglose por tipos de tarea, podemos comprobar si se desenvuelve mejor en cierto tipo de actividades o si se muestra más equilibrado, siendo idóneo para entornos que busquen polivalencia.

El caso del 3DMark06 es algo distinto. Si bien es un benchmark algo antiguo, que ha sido sustituido por 3DMark Vantage, sigue siendo muy utilizado. La razón es que la nueva versión Vantage es realmente exigente y, además de dar algunos problemas para ejecutarse en los motores gráficos más modestos (como los integrados), exige un mínimo de 1.280 x 1.024 puntos de resolución de pantalla, algo que ninguno de los portátiles analizados cumplía.

Por último, tenemos Battery Eater Pro, una utilidad de X-Bit Labs que somete al portátil a la ejecución de una exigente animación de manera continua, que requiere toda la capacidad de cálculo de la CPU, consumiendo por tanto la energía muy rápidamente. Esta prueba se ha ejecutado con el brillo al máximo y el WiFi activado y conectado.

IntroCuadro1

Una ausencia destacada

Para aquellos que les sorprenda la ausencia de Acer, comentaremos que su equipo no llegó a tiempo de ser incluido. Una pena porque tenemos mucho interés en analizar los nuevos Timeline 5810T, pues ofrece un planteamiento diferente a la mayoría de los modelos revisados. Así, combina un procesador Intel Core 2 Duo SU9400 de bajo voltaje (solo 10 vatios TDP) con un potente motor gráfico dedicado (ATI Mobility Radeon HD4330), 4 Gbytes de RAM y disco duro de 500 Gbytes. Esto, combinado con la batería de 6 celdas y un peso de solo 2,4 Kg, hace que un equipo de 15,6” sea tan portátil como máquinas más pequeñas y limitadas. Aunque no esperamos que sus prestaciones sean espectaculares, la autonomía sí puede darnos alguna sorpresa si las comparamos con las cifras de la comparativa. Esperamos poder publicarlo en el próximo.

La opinión de PC Actual: Una elección muy reñida

Si algo nos ha llamado la atención en la presente comparativa de portátiles de 15” y menos de 900 euros precio, es la elevada calidad de las máquinas. Hay modelos que compraríamos y otros que no, pero no será tanto por razones excluyentes, sino por una cuestión de gustos y necesidades. Tenemos, eso sí, modelos en los puestos más bajos de nuestro ranking por diversos motivos.

En este sentido, empezamos por el equipo de Lenovo, que dado su planteamiento low-cost cuenta con una configuración algo anticuada y una austeridad que llama la atención. Es un buen equipo, pero para necesidades muy básicas. Algo muy similar, aunque con mejor configuración, ocurre con Fujitsu. Seguimos con Airis, que aunque ofrece una potente gráfica y un elevado rendimiento gráfico, nos parece realmente caro para el tipo de máquina que es, máxime si la comparamos con otras propuestas cercanas.

Mejor situadas tenemos las máquinas Hundyx y Phoenix, ambas basadas en un barebone de la marca Clevo. Ambos nos han gustado bastante, aunque el modelo de Phoenix ha obtenido menores prestaciones de las esperadas debido al chipset SiS que lo gobierna. Una lástima, porque sobre el papel era una gran promesa. Por encima encontramos la propuesta de HP, que destaca por su diseño y elegancia, ideal para entornos profesionales, y la de Ahtec, que monta el motor gráfico más potente de la comparativa, arrasando en las pruebas de este apartado. Aun así, no nos ha convencido demasiado su pantalla, y terminación general del equipo. Eso sí, no se puede pedir más por 879 euros.

Termino el apartado de los no premiados con el VAIO de Sony, una máquina para sibaritas por su calidad y la inclusión de la unidad Blu-ray, pero que resulta algo cara para todo lo que ofrece. No defraudará a los exigentes, pero quizá prefiramos gastar menos y obtener una configuración con mayores prestaciones, aunque sea sin Blu-ray.

Samsung-R522-grande-y-liger

Los equipos premiados

Empezamos por los que hemos premiado con Compra Recomendada: Packard Bell y Toshiba. El primero porque ofrece una configuración bastante potente a un precio muy competitivo, y con una estética ideal para el mercado de consumo al que se dirige. Además, nos ha sorprendido el gran cambio para mejor que ha sufrido la marca tras la llegada de Acer. El modelo de Toshiba, por su parte, nos ha gustado porque a pesar de no contar con una configuración a la última, tiene un precio francamente asequible, máxime si comprobamos la calidad y acabados de la máquina, o la ergonomía de su amplio teclado. Es el típico portátil que recomendaríamos a alguien sin grandes necesidades, que va a utilizar el PC para hacer «de todo un poco», pero con el que quedar bien, y os aseguramos que no se sentirá defraudado.

En el caso de los Producto Recomendado nos hemos decantado por el modelo de Asus y el de Samsung. Dos rivales directos que nos han convencido por la gran cantidad de detalles, buen hacer de diseño y contenido precio de sus modelos. En el caso de Asus nos encontramos con un equipo repleto de pequeñas funciones o características que nos harán más atractiva la experiencia de uso, sin olvidar su llamativo diseño y buen nivel de prestaciones. Samsung, en cambio, nos ha gustado mucho por su excelente relación precio/calidad/configuración, que lo ha situado en un lugar privilegiado de la comparativa por sus equilibradas prestaciones en todos los ámbitos.

PCOpina_portatiles2

Lo mejor: Generosa dotación de memoria RAM

Los 4 Gbytes de RAM se han convertido en un estándar, mientras que los 500 Gbytes de disco o la instalación de potentes gráficas empiezan a ser habituales. Buenas noticias ante la inminente llegada de Windows 7.

PCOpina_portatiles3

Lo peor: Dimensiones de la alimentación

Mientras que unos pocos modelos como el de Samsung contaban con un pequeño y cómodo alimentador, la gran mayoría recurre a voluminosos transformadores que molestan, roban espacio y son una «losa» a la hora de transportar el equipo.

Loading...