Comparativa

Portátiles de 15 pulgadas por menos de 1.200 euros

A pesar del auge de los netbooks, los tablets y todos los gadgets móviles, los portátiles de 15» siguen estando entre los más vendidos.

Enrique Sánchez rojo

Teclado apertura portátiles

17 marzo 2011

Algunos gurús tecnológicos atacan sin piedad a los portátiles con tamaños de pantalla mayores a las 14”. Básicamente porque, para los tiempos que corren, son la antítesis de la portabilidad: son pesados, grandes y por lo general con una autonomía limitada. Hace poco leía en un blog una pregunta muy clara: «¿Cuándo reaccionará la gente y dejará de comprarse portátiles de 15 pulgadas? Es que, de verdad, no lo entiendo».

Sin embargo, las preferencias del mercado y las cifras de venta dicen algo muy claro: los equipos de 15” y sus variantes (hasta las 16”) son los que concentran el grueso de las ventas. De hecho, basta echar un vistazo a las gamas de los principales fabricantes para ver que, por lo general, es en esa franja donde cuentan con más modelos disponibles.

Portátil

Lejos de bajar sus ventas con la llegada de los netbooks, los equipos con pantalla de 15” gozan de gran popularidad entre los usuarios. Son cómodos, potentes y prácticos.

Las razones de esto son múltiples, pero quizá la más evidente es que esta clase de portátiles ofrecen un buen mix para una gran cantidad de personas entre rendimiento, precios y tamaño de pantalla, al tiempo que aportan la portabilidad justa. Así, para todos aquellos que usan el portátil mayoritariamente en su casa u oficina y solo necesitan llevarlo de un sitio a otro en contadas ocasiones, disponer de una pantalla de mayor tamaño, un teclado más amplio o un elevado nivel de prestaciones es la principal prioridad.

La baja portabilidad, un tópico

Aun así, en los últimos tiempos estamos viendo cómo los equipos de 15 pulgadas son cada vez más portátiles. De hecho, ninguno de los 10 modelos analizados superaba los 3 Kg de peso, algo que habría sido impensable hace solo un par de años. Más aún, hay varios modelos por debajo de los 2,5 Kg, una cifra más que apta para llevar a todas partes sin ningún problema.

A esto hay que añadir, además, la mejora de autonomía que han logrado algunos modelos. Como ejemplo, podremos poner el modelo de MSI, que, dotado de un procesador de bajo consumo y un optimizado sistema de gráficos, es capaz de rozar las 4 horas de autonomía en nuestras exigentes pruebas Battery Eater Pro. Para que podamos verlo en su justo contexto, es una cifra similar a la que registraban algunos netbooks con batería de alta capacidad.

En definitiva, queremos romper una lanza en favor de esta clase de equipos, más ahora que parece que todo el futuro gira en torno a los tablets y los pequeños gadgets de bolsillo. Sin embargo, tanto para navegar por Internet, como para ver fotos, vídeos, manejar documentos ofimáticos o ejecutar nuestras aplicaciones preferidas en casa o la oficina, lo mejor sigue siendo contar con una amplia pantalla y una potente configuración. El mercado ofrece cada vez más variedad de equipos informáticos pero, al final, hemos de analizar nuestras necesidades reales y ser prácticos.

Loading...
'); doc.close(); });