Portátiles a la última

Los nuevos procesadores de Intel potencian aún más las posibilidades de los portátiles en todos los segmentos imaginables. Mientras tanto, AMD sigue sin reaccionar en un mercado del que cada vez se encuentra más descolgada

Enrique Sánchez rojo

Portátiles a la última

15 septiembre 2010

El auge de la informática portátil es una realidad, y los fabricantes son los primeros en demostrarlo. La velocidad con la que hemos podido empezar a disfrutar de equipos con los últimos procesadores de Intel ha sido realmente sorprendente, máxime si tenemos en cuenta la cantidad de modelos disponibles hoy día en el mercado. Sin embargo, basta fijarse un poco para comprobar cómo por ahora el grueso de estos nuevos modelos se concentra en equipos con tamaño de pantalla medio o grande. Es decir, aquellos que en general buscan mayores prestaciones en el ámbito del entretenimiento, y dejan la portabilidad o la autonomía en un segundo plano.

Y es que, como veremos más adelante, mientras que las primeras impresiones en lo que a prestaciones brutas se refiere han sido excelentes, los nuevos micros de Intel no parece que sean mucho más ahorradores que los anteriores, al menos por lo demostrado en nuestras pruebas. Aun así, habrá que esperar la llegada de modelos más compactos y con configuraciones menos potentes para aseverar este aspecto.

¿Y qué pasa con AMD?

Esa es la gran pregunta que nos hacemos al revisar la presencia en el mercado de los portátiles de la alternativa a Intel. Mientras que en servidores y PCs de sobremesa mantiene una cierta presencia, en los portátiles lleva algunos años de atraso. Así, mientras que los últimos Turion X2 Ultra eran capaces de defenderse hasta cierto punto ante los Core 2 Duo de Intel, la llegada de los Core i3/i5/i7 los ha dejado totalmente fuera de juego.

Por suerte es posible que las cosas cambien en breve espacio de tiempo. Se prevé que pronto comiencen a llegar al mercado los primeros procesadores Phenom II X3 y X4 (3 y 4 núcleos) para portátiles. Sobre el papel este lanzamiento promete mucho, dotando a los portátiles de AMD de un nivel de prestaciones muy superior al visto hasta ahora. Aunque habrá que ver el impacto que tendrá en el consumo energético, el caballo de batalla de AMD en los portátiles.

En todo caso, se integrarán como parte de la actual plataforma AMD VISION en sus diferentes niveles, que une sus micros a un motor gráfico dedicado de ATI. Un detalle que permite a AMD ofrecer plataformas para diferentes tipos de usuario.

IntroPortatiles_Cuadro1

Banco de pruebas

Como en comparativas anteriores, para medir el rendimiento de los portátiles nos hemos centrado en dos pruebas totalmente estándar: PC Mark Vantage y 3DMark 06 (www.futuremark.com). La segunda de ellas, aunque algo anticuada, es la solución ideal para los portátiles pues 3DMark Vantage exige una resolución mínima de 1.280 x 1.024 puntos, una cifra que muy pocas pantallas de portátil alcanzan hoy por hoy en su resolución vertical.

Para medir la autonomía hemos recurrido a Battery Eater Pro (www.batteryeater.com), una prueba que ejecuta una animación en 3D hasta agotar la batería, exigiendo un gran consumo de CPU y GPU. Por ello sus cifras han de ser tomadas con cuidado, representando aproximadamente la mitad de la autonomía real que podría obtener un usuario desarrollando tareas no demasiado exigentes (ofimática, navegar por Internet, etc.).

La opinión de PC Actual: una generación prometedora

Tras las pruebas nos ha quedado claro que la nueva generación de procesadores va a traer grandes alegrías a los usuarios. Por una parte observamos un aumento muy considerable de las prestaciones de las máquinas, mientras que la autonomía no parece haberse visto muy afectada. Si nos fijamos en pruebas del pasado, observamos cómo los Core 2 Duo más potentes, ofrecían entre 3.000 y 4.000 puntos en PC Mark Vantage. Los modelos analizados ahora superan ampliamente estas cifras, llegando en algunos casos prácticamente a duplicarla. La autonomía con Battery Eater Pro, por su parte, se ha visto algo penalizada, observando que la autonomía de los Core i3/i5 intermedios es similar a la de los Core 2 Duo más potentes (y por tanto más «glotones»).

pcopina_portatil1

Centrándonos en los equipos analizados, destacamos los equipos de Apple y Toshiba. El primero porque, aunque caro, ofrece un nivel de prestaciones, acabados, calidad y portabilidad poco habitual. Si el presupuesto lo permite es una opción ideal tanto para ejecutar Mac OS X como Windows 7 vía BootCamp. El Toshiba es distinto, pues aúna excelente relación precio/calidad/prestaciones en una máquina ideal para el hogar. Es el portátil perfecto para el cuarto de los más pequeños o el salón, pues lo tiene todo para trabajar, ver la TV, disfrutar de la vida digital e incluso jugar.

También destacamos el Acer Aspire y el Asus, aunque por razones bien distintas. El primero por su gran relación precio/prestaciones, pues a pesar del discreto procesador de AMD, incluye un potente motor gráfico y una configuración que compensa dichas carencias, sobre todo al ver que se encuentra por debajo de los 800 euros. Un portátil ideal para audio/foto/vídeo potente, asequible y con muchas posibilidades. El Asus, por su parte, ha arrasado en prestaciones durante las pruebas gracias a que monta la configuración más potente de todas las analizadas. Lo malo es que es un portátil para minorías, no ya por su precio, si no por su estética gamer dirigida a un público muy joven.
Más donde elegir

A partir de aquí encontramos otras alternativas. Desde los polivalentes Acer Timeline o Samsung R580, ligeros pero grandes y preparados para disfrutar del entretenimiento, hasta el HP Probook, destinado al profesional que busca portabilidad con un buen tamaño de pantalla y teclado. Quedan el Sony y el Hundyx, el primero elegante y exclusivo dirigido fundamentalmente a un usuario residencial exigente, y el segundo ideal como estación de trabajo portátil gracias a su potente motor gráfico.

La sensación final es que la nueva generación de Core i3/i5/i7 justifican sobradamente actualizar nuestro viejo portátil, aunque nuestra recomendación es esperar un poco. Primero a que los viejos Core 2 Duo vayan desapareciendo de las gamas de los fabricantes, donde los nuevos micros no están presentes en todos los segmentos. Y segundo, a ver si se va puliendo un poco el tema del consumo y disipación de los modelos más potentes. En todo caso el Core i5 se muestra como el procesador más equilibrado de los tres, y el que probablemente aglutinará el grueso de las ventas.

Lo mejor: mejores prestaciones

pcopina_portatil2

El nivel de prestaciones de los nuevos Core i3/i5/i7 es considerablemente superior al de la generación anterior de Intel Core 2 Duo. Una mejora que se agradece, y que ayuda a mover Windows 7 con mucha más soltura.

Lo peor: autonomía y calentamiento

pcopina_portatil3

Los primeros portátiles con Core iX tienen menos de autonomía que los anteriores. También se aprecia una mayor disipación de calor, sobre todo en los modelos más potentes. ¿Un paso atrás o los lógicos fallos de las primeras series?