Sony VAIO VGN-AR51J

Por encima de las máximas prestaciones, el portátil de sobremesa modelo VAIO VGN-AR51J de la firma japonesa, ofrece vídeo en alta definición

12 mayo 2008

A pesar de no contar con una configuración a la última en prestaciones, este Sony esconde diversas virtudes. La primera es que el diseño de su chasis destila calidad. En él predominan las formas re- dondeadas, zonas lisas y ubicación ergonómica a la vez que discreta de los diferentes elementos. Un ejemplo son los conectores VGA, HDMI o S-Vídeo, ocultos tras una tapa que, si no sabes que está ahí, cuesta trabajo identificar como abatible. Lo mismo ocurre con los botones de acceso directo a funciones como el volumen o la reproducción, ubicados a derecha e izquierda del teclado, y que apenas llaman la atención.

 

Respecto a las pruebas, las cifras indican que nos encontramos ante una máquina de prestaciones intermedias que, sin embargo, destaca tímidamente en el apartado gráfico y la medición de temperatura, con unos valores contenidos. Eso no quita que nos siga pareciendo una gran opción para los que buscan máxima calidad y aptitudes para el vídeo de alta definición (la TFT es excelente y la unidad Blu-ray, imprescindible), pero a un precio razonable, para un VAIO.

 

Pruebas:

PCMark Vantage: 2.566 / 3DMark06: 2.543