Sony VAIO VGC-JS1 E/S, atractivo en diseño y calidad

Este VAIO es una de las configuraciones más equilibradas en su relación precio/prestaciones. Pertenence a la nueva serie VGC-JS1, que presenta un atractivo diseño altamente compacto y acabado en tres posibles colores (dorado/marrón, plateado y rosa)

Enrique Sánchez rojo

20 marzo 2009

Como ocurre en la mayoría de los productos de Sony, el acabado y aspecto externo es muy destacado, aparentando un equipo de gama y precio más alto de lo que en realidad es. Aun así, hay algunos detalles que sería de agradecer que se mejorasen, como el hecho de haber integrado un teclado y ratón de cable en vez de inalámbrico, o la total ausencia de cualquier conexión de salida de vídeo. Y es que no encontramos ni una conexión digital, ni cualquier otra analógica que en un momento dado nos permita conectar un monitor, una TV o un proyecto externo.

Aspecto externo muy cuidado

En lo que respecta a la ergonomía, el equipo presenta un diseño bastante bien logrado, incluso teniendo en cuenta que es más grueso que la mayoría de las alternativas que hemos analizado. Su parte trasera es muy limpia, de líneas totalmente rectas, y con una única peana que permite un rango limitado de posiciones de inclinación. A pesar de ello, no es complejo encontrar la postura apropiada. Además, el hueco inferior, sobre el que se encuentran los altavoces, ayuda a aligerar el escritorio y, en caso necesario, colocar el teclado bajo la máquina.

En lo que concierne al teclado, el diseño de las teclas y mínimo perfil recuerdan mucho al de los iMac de la Apple. Eso sí, el teclado del VAIO ofrece un tamaño más amplio y cómodo, muy similar al de un teclado de PC convencional, con lo que resulta más fácil adaptarse rápidamente.

En otro orden de cosas, y como es habitual en los equipos de Sony, nos ha gustado mucho la amplia dotación de software que acompaña a este VAIO. Así, aunque muchos usuarios encontrarán muchas más aplicaciones de las que realmente necesitan (para desinstalar siempre hay tiempo), es encomiable el esfuerzo de Sony por incluir utilidades para tratamiento de vídeo, autoría de DVD, ofimática y, en general, todo lo que se refiere al entretenimiento y posibilidades de comenzar a aprovechar nuestro PC desde el primer momento.

Entrando en valoraciones más objetivas, los resultados de las pruebas no han sido nada malos, máxime teniendo en cuenta que nos encontramos con una configuración algo por detrás de otros modelos analizados. Así, «únicamente» posee 3 Gbytes de RAM, al tiempo que contamos con un motor gráfico integrado de Intel. Este es quizá el punto más débil, pues el procesador obtiene un buen nivel de prestaciones, y el disco duro de 500 Gbytes de capacidad sea agradece en un equipo tan volcado en el uso lúdico.

Por concretar, una excelente alternativa para usuarios que, antes que jugar, busquen una máquina compacta y atractiva para su escritorio, y que cuente con una configuración sobradamente capacitada para realizar las tareas habituales hoy día y hacer algunos pinitos en la edición de fotos, audio o vídeo.