Sony VAIO VGN-TT11WN, a la última

Ligero, robusto y dotado de una magnífica conectividad. Son las principales cualidades de este novísimo VAIO, aunque no las únicas. Su completa configuración lo hace idóneo tanto para usuarios profesionales como para entusiastas exigentes con necesidades domésticas

Juan Carlos López Revilla

6 febrero 2009

De hecho, incorpora un lector de huellas dactilares y un chip TPM (un microcontrolador que impide el acceso ilícito a los datos almacenados en el equipo), ambos componentes de índole claramente profesional, pero también una salida HDMI y una pantalla LCD muy bien dotada a la hora de reproducir vídeo, dos cualidades destinadas al ámbito doméstico.

Hemos podido probar este portátil durante todo un mes, lo que nos ha permitido utilizarlo a diario para realizar tareas ofimáticas. Y nos hemos enamorado de él. Su teclado, casi idéntico al de los últimos iMac y MacBook de Apple, es magnífico. Las teclas apenas ofrecen desplazamiento lateral y su tacto es estupendo.

La pantalla LED presume de un alto nivel de brillo, idónea para reproducir películas y utilizarla sin problemas en entornos con mucha luz ambiental. Y, por supuesto, destacan su reducido grosor y gran ligereza (pesa sólo 1,32 Kg).

Rendimiento en combate

Antes de juzgar su productividad debemos tener presente que la principal cualidad de un ultraligero, al margen de su reducido peso y contenidas dimensiones, debe ser su autonomía. Estos equipos han sido diseñados para brindar a los usuarios la posibilidad de trabajar varias horas sin conexión a la red eléctrica, y este VAIO cumple este precepto a pies juntillas.

En nuestras pruebas su autonomía real superó las 3 horas, utilizándolo para ejecutar aplicaciones ofimáticas y con la controladora WiFi habilitada. Por lo demás, mueve Windows Vista con soltura (los 4 Gbytes de RAM ayudan lo suyo). Aun así, en escenarios medianamente exigentes su fluidez decae; por ejemplo, al ejecutar simultáneamente varias instancias de Firefox 3, Microsoft Word 2007 y Adobe Photoshop CS.

Por fortuna, los índices que ha arrojado en PCMark Vantage y 3DMark06 son muy dignos para un portátil de estas características que no va a ser utilizado con frecuencia para ejecutar juegos ni aplicaciones de índole multimedia.

Sin lugar a dudas, es uno de los mejores ultraligeros que hemos tenido ocasión de diseccionar últimamente, pero, desafortunadamente, su elevado precio lo coloca al alcance sólo de unos pocos afortunados.

Evaluación experiencia en Windows Vista:

Índice: 3,2

PCMark Vantage:

Índice: 1.434 puntos

3DMark06:

Índice: 448 puntos

SiSoft Sandra 2009 LITE:

Dhrystone ALU: 6,81 GIPS

Whetstone iSSE3: 5,86 GFLOPS

Physical Disks: 33,81 MB/s / 18 ms