Análisis

Toshiba Tecra R840-103, compacto y de precio razonable

Este equipo tiene todos los ingredientes para ser el compañero perfecto en el trabajo y en nuestros momentos de uso personal. Su peso es contenido, convirtiéndolo en un portátil equilibrado

Toshiba Tecra

29 noviembre 2011

Este equipo cuenta con una configuración más que suficiente para todo lo que podamos necesitar en el ámbito de la productividad, y la autonomía ronda sin problemas las 6-7 horas de uso continuo si sabemos administrar bien los perfiles de Windows y el brillo de la pantalla.

Puestos a pedir, nos centraremos en tres cosas: 8 Gby­tes de RAM, un motor gráfico más potente y una pantalla de mayor resolución. De hecho, respecto a esto último, nos encontramos con un tamaño de 14” en formato 16:9 real, por lo que subir a una resolución de 1.600 x 900 habría sido muy de agradecer. Aun así, resulta ideal para el que busca un equipo muy polivalente, una calidad de acabados y materiales hechos para exigentes, y un coste más que razonable para todo lo que nos ofrece.

Respecto a la conectividad, hay que comentar que no nos falta de nada (USB 3.0, eSATA, ExpressCard/34, etc.). Sin embargo no habría estado mal incluir algún puerto USB más y, de paso, sustituir el conector digital de tipo DisplayPort por HDMI estándar. Toshiba no debería ser ajena a la realidad y es que, por mucho estándar libre que sea DisplayPort, el HDMI se ha terminando imponiendo a todos los niveles.

PRUEBAS

  • PCMark 7: 2.173
  • Lightweight score: 1.775
  • Productivity score: 1.352
  • Creativity score: 4.026
  • Entertainment score: 2.000
  • Computation score: 8.599
  • System storage score: 1.544
  • 3DMark 11 Entry: n. d.
  • Experiencia de Windows: 4,7
  • Procesador: 7,1
  • Memoria RAM: 5,9
  • Gráficos: 4,7
  • Gráficos de juegos: 6,1
  • Disco Duro Principal: 5,9
Temas Relacionados