XigmaTek NRP-HC1501

Una fuente de alimentación de alta gama con 1.500 vatios de potencia. Los conectores alojados en su chasis nos brindan la posibilidad de instalar únicamente los cables que necesitamos para satisfacer las necesidades de nuestro equipo

6 mayo 2008

El imparable crecimiento que está experimentando el mercado de los ordenadores portátiles está restando protagonismo a los equipos de sobremesa, aunque hay un ámbito en el que estos últimos siguen siendo la opción preferida por los usuarios: la informática de altas prestaciones.

 

Los entusiastas de los juegos, del diseño en 3D y de la edición de vídeo suelen apostar por máquinas potentes equipadas con un microprocesador y una tarjeta gráfica de última generación. Es más, algunos incondicionales de los videojuegos instalan en su PC varias tarjetas gráficas, lo que dispara el consumo del equipo.

 

Precisamente, XigmaTek (www.xigmatek.com) ha puesto a punto esta fuente de alimentación pensando en estos usuarios. No obstante, no es simplemente una solución potente. A nuestro juicio, es la fuente más robusta y mejor construida de cuantas hemos tenido ocasión de analizar hasta la fecha.

 

Durante nuestras pruebas la utilizamos para alimentar varios equipos diferentes, la mayor parte con grandes exigencias en lo que concierne a la alimentación. Y nos dejó boquiabiertos por su robustez, increíble capacidad de entrega de corriente y muy razonable nivel de emisión de ruido. Sin duda, estamos ante el Rolls-Royce de las fuentes de alimentación.