Análisis + vídeo

Asus PadFone: smartphone, tablet y netbook a la vez

Tras su tablet Transformer, parece que Asus tiene claro que el futuro pasa por la modularidad, y en este caso la lleva a su máximo nivel, con un smartphone acompañado de accesorios que lo convierten en tablet y netbook

Enrique Sánchez rojo

9 julio 2012

El Pad­Fone es, en su forma más básica, un smartphone de gama alta dotado de un potente procesador de doble núcleo y una configuración donde poco se echa en falta. Eso sí, junto con el terminal tenemos el PadFone Station (se comercializan juntos), una carcasa dotada de una pantalla de 10,3”, batería auxiliar de 6.600 mAh y antenas 3G y GPS, en la que se inserta el PadFone en su parte trasera.

Asus Padfone

Así, automáticamente convertimos el dispositivo en una tableta con una autonomía extendida que supera fácilmente un día de trabajo continuo. Sin embargo, aún quedan dos complementos realmente interesantes que encontramos por separado. El primero es un stylus que, además de servir para controlar o escribir sobre el tablet, actúa como manos libres Bluetooth con el que hablar mientras el terminal está insertado en su nodriza. De esta manera no perdemos ninguna llamada, ni tenemos que extraer el terminal de la base para poder atenderlas.

Stylus de Asus PadPhone

El lápiz, además de permitir controlar la pantalla táctil, funciona como manos libres Bluetooth, con el que podemos atender llamadas mientras seguimos trabajando en modo tableta.

De tablet a netbook

El segundo accesorio es un teclado muy similar al del Asus Transformer que nos permite conectar el PadFone Station y convertir lo que era un tablet en un netbook con Android y teclado completo. La modularidad es total, y es cierto que probablemente sea un concepto con gran futuro. Al final, un mismo dispositivo (el móvil) comienza a ofrecer un hardware lo suficientemente potente como para desarrollar tareas de otros dispositivos más grandes, y evita tener que comprar todos ellos por separado, intercambiar datos, tarifas planas, etc.

Asus Padfone

Sin embargo, aunque el PadFone es un producto verdaderamente interesante, a nuestro gusto le falta una vuelta de tuerca. De entrada, la mayoría de las aplicaciones de la tienda de Google no soportaron el cambio de pantalla que se produce al pasar de smartphone a tablet, lo que hace que se cierren o den un error inesperado. También observamos cómo el rendimiento en modo tablet (sin ser malo) dejaba que desear respecto a otros modelos recientes con Android 4.0. Por último, no podemos olvidar que el peso crece con cada nuevo módulo, y así la tableta roza casi 1 Kg, una cifra elevada para un dispositivo de esta clase.

Por todo ello, nos queda la sensación de que este PadFone es el primero de una nueva categoría de gadgets, donde lo mejor probablemente esté por llegar en los próximos años.

Pruebas:

  • QUADRANT: 5.102 puntos
  • ANTUTU: 6.489 puntos

Loading...