Blackberry se rinde

La empresa dejará de fabricar teléfonos

David Cerdán

blackberryLogo

30 septiembre 2016

Tras varios años intentando remontar el vuelo, Blackberry anuncia que no fabricará más teléfonos móviles para centrarse en el desarrollo de software. Se rinde así ante el aplastante dominio de empresas como Google, Samsung y Apple.

Un poco de historia

Blackberry, conocida antiguamente como “Research in Motion” (o RIM por sus siglas en inglés), ya no fabricará más teléfonos móviles.

La empresa considerada una de las impulsoras de los primeros smartphones no ha podido adaptarse a los rápidos cambios del sector móvil. Pero hubo un tiempo en el que reinó por sus innovaciones, como hicieron otras empresas como Palm y Nokia.

Uno de los primeros grandes aciertos de RIM fue el lanzamiento de teléfonos con teclados físicos QWERTY. Estos primeros smartphones con teclados alfanuméricos empezaron a hacer hincapié en la utilización del correo electrónico (en contraposición a los SMS), el navegador web y la gestión personal y profesional (calendario, lista de tareas…). En definitiva, Blackberry entendió que lo que empezaba a ser importante era estar realmente conectado y de manera permanente a Internet.

Esta visión de futuro, la seguridad proporcionada por sus servicios y una gran gestión en la distribución de sus terminales impulsaron las ventas hasta lo más alto.

RIM continuó entonces mejorando sus productos tanto en el software como en el hardware. Terminales a color, los sistemas de navegación trackball y trackpad, la mensajería instantánea "Blackbery Messenger" son algunos de los motivos que llevaron a personas como Angela Merkel y Obama a utilizar estos dispositivos y predicar sus bondades.

Pero cuando empezaron a aparecer competidores con novedades la empresa no supo reconocer que tenía que adaptarse. Tras la presentación del primer iPhone RIM se mofó del teclado digital, argumentando que el teclado físico era mucho más cómodo y sencillo. Éste y otros errores como el excesivo foco en el mundo empresarial o la poca importancia otorgada a las cámaras llevaron a la empresa a desplomarse.

Años más tarde, la ya llamada Blackberry rectificó con nuevos smartphones más adaptados a la situación actual, pero el mal ya estaba hecho.

Futuro incierto

John Chen, director general de Blackberry, ha anunciado que la situación financiera de la empresa es buena y que esperan que la nueva estrategia basada en el software genere un crecimiento de hasta el 30%.

No sabemos si el abandono de la fabricación de smartphones será el fin definitivo de esta histórica compañía o su renacimiento como una nueva empresa enfocada a los servicios. Tendremos que esperar para conocer su futuro definitivo.