HTC Desire: uno de los primeros smartphones con Android 2.1

En enero de 2010 Google cumplió los deseos de muchos usuarios al poner a la venta su terminal móvil en Internet. Se trataba del Nexus One, un teléfono fabricado realmente por HTC que, de hecho, se ha convertido en la base de este Desire que nos ocupa, aunque plantea algunas diferencias respecto a aquél

Javier Pastor Nóbrega

2 marzo 2011

Muchas son las similitudes entre el Nexus One de Google y el HTC Desire. Por ejemplo, ambos disponen de una pantalla AMOLED WVGA con una resolución de 800 x 480 píxeles, una cámara de 5 megapíxeles con flash LED y Android 2.1 como sistema operativo. Sin embargo, también encierra algunos detalles diferenciales que os descubrimos a continuación.

Tracker óptico

En lugar del trackball mecánico del Nexus One, en el HTC Desire encontramos un trackball óptico que funciona de forma notable para la navegación web, ya que cada desplazamiento va al siguiente enlace de la página web, que podremos activar con la pulsación de ese mismo trackball. Esas funciones se expanden en todo tipo de herramientas, que sitúan a este control como una alternativa a la interfaz multitáctil del HTC Desire.

HTCDesire2

HTC Sense, una capa interesante

La principal diferencia del Desire frente al Nexus One es la inclusión de la última compilación de HTC Sense, la combinación de un entorno software y una interfaz de usuario que ya hemos visto en otros dispositivos Android, Windows Mobile e incluso dispositivos basados en BREW (una plataforma creada por Qualcomm). En esta interfaz entran en juego componentes sociales, que permiten mostrar en pantalla en todo momento las actualizaciones de nuestros contactos en Facebook o Twitter y también las novedades en nuestra cuenta de Flickr; todo ello unido en el flujo llamado Friend Stream, que se puede acoplar a uno de los escritorios de inicio de nuestro terminal. Este widget es la respuesta de HTC a la herramienta MOTOBLUR de Motorola y a Timescape de Sony. Como decimos, nos brindará acceso a las actualizaciones de Twitter, Facebook y Flickr, todas reunidas en un flujo que nos abre las puertas a todos esos mensajes de forma unificada e instantánea.

La navegación entre esos escritorios virtuales se facilita con el llamado «helicopter view», una especie de Exposé que se activa con el efecto pinza táctil en la pantalla de inicio o bien con la pulsación de la tecla de inicio (Home) en esa pantalla principal.

HTCDesire8

HTCDesire4

Novedades en Android 2.1

Este es uno de los pocos terminales que se comercializan actualmente con la última versión del sistema operativo Android, la 2.1 y llega con mejoras muy interesantes tanto a nivel interno como externo. Por ejemplo, se da soporte a los fondos de escritorio animados, muy llamativos, y también a un mayor número de escritorios virtuales por defecto, hasta siete en el HTC Desire. El efecto Exposé para acceder a estos escritorios es también una novedad, como el lanzador de aplicaciones, más vistoso.

Otra de las mejoras singulares es la característica del reconocimiento de voz, eso sí, únicamente disponible en inglés y con necesidad de conexión a Internet para que los servidores de Google interpreten lo que dictamos en cualquier campo de texto. La precisión es notable, aunque está claro que aún queda camino por recorrer. Finalmente, el gestor de correo Gmail –que sigue sobresaliendo, se nota que Android y Gmail han salido de la misma factoría– se ha visto mejorado con la gestión de contactos y una útil característica de deshacer la última acción que hayamos realizado, por ejemplo, al archivar un correo.

Vídeo y fotos

Como sucede con otros smartphones, una de las prestaciones a las que el fabricante ha prestado atención ha sido la posibilidad de capturar fotos –geolocalizadas, si así lo queremos– y grabar vídeos con el sensor de 5 megapíxeles con flash LED. Aunque se habla del soporte de grabación con calidad 720p, por ahora la plataforma por defecto no ofrece grabación de vídeo más que en calidad WVGA (800 x 480), pero es de esperar que futuras actualizaciones del sistema operativo habiliten dicha característica.

Además, el Desire cuenta con reproducción multimedia con soporte de los formatos más importantes, aunque de nuevo el soporte de códecs como DivX aún es algo limitado y ya se habla de una actualización que dará acceso completo a este códec tan extendido.

HTCDesire6

HTCDesire5

Frente al Nexus One

Por supuesto, este modelo de HTC ha incluido algunas mejoras sobre el modelo original de Google, aunque también descubrimos algunas ausencias. En primer lugar, el Desire no dispone del sistema de cancelación de ruido de su micrófono, y además tampoco cuenta con soporte tribanda como ocurre con el Nexus One, lo que significa que no será de mucha utilidad en Estados Unidos, donde tendremos que limitarnos a la conectividad EDGE (GPRS) si no tenemos un punto de acceso WiFi cerca.

El Desire, eso sí, llega con más RAM que el Nexus One (576 Mbytes frente a los 512 del ingenio de Google) sobre todo por una razón, la que afecta a la diferencia visual más importante con respecto al Nexus One: la integración de HTC Sense, la capa adicional de la interfaz visual que proporciona una serie de componentes gráficos que mejoran la experiencia de usuario. Además, el Nexus One dispone de Bluetooth 2.0+EDR, mientras que el Desire dispone de Blue­tooth 2.1+EDR, algo que no es especialmente importante pero que puede mejorar la experiencia de emparejamiento de dispositivos Bluetooth.

Otra de las diferencias del HTC Desire con respecto a la oferta de Google es el soporte de Exchange por completo. Mientras que Nexus One no soportaba la sincronización del calendario –para lo que necesitaríamos una herramienta de terceras partes–, en el Desire se soporta la sincronización del correo, contactos y calendario directamente.

Temas Relacionados