LG Flatron W2452T

El modelo que presenta la firma surcoreana es un estilizado monitor LCD con un contraste de 10.000:1 y una respuesta de 2 ms

15 septiembre 2008

Los monitores de 20 y 24 pulgadas ofrecen, en nuestra opinión, una relación precio/prestaciones superior a la de los modelos que incorporan paneles LCD TFT de otros tamaños.

 

Esto se debe en gran medida a la relación existente entre el tamaño del panel y su resolución nativa, una característica impuesta por la tecnología de fabricación que no suele resultar competitiva en las propuestas de 22 pulgadas, cuya resolución suele ser la misma que la ofrecida por los monitores de 20 pulgadas.

 

Afortunadamente, esta solución de LG incorpora un panel de 24 pulgadas de 1.920 x 1.200 puntos de resolución nativa, la habitual en este tamaño. Es evidente que los diseñadores de la firma surcoreana se han esmerado en su diseño estético porque es un producto muy agraciado.

 

Sin embargo, la calidad del plástico utilizado en la construcción del chasis es manifiestamente mejorable. Por suerte, no sucede lo mismo con el panel. Nuestras pruebas con DisplayMate no dejan lugar a dudas de su elevada calidad, no en vano materializa unos colores primarios muy saturados, es luminoso y su reducido tiempo de respuesta es toda una garantía a la hora de utilizarlo para reproducir vídeo (las películas en alta definición se ven de maravilla) o ejecutar juegos.

 

Aun así, no nos parece el monitor idóneo para aplicaciones de infografía y diseño gráfico profesionales (la máxima calidad de imagen es incompatible con un tiempo de respuesta tan reducido), pero ningún fabricante ofrece una solución realmente capaz en estos escenarios a un precio tan comedido como el de este LG.

 

En cualquier caso, resulta una propuesta interesante por sus prestaciones y su razonable precio, aunque es una lástima que su calidad constructiva no esté a la altura de su panel LCD.