Lenovo ThinkPad X300

Un equipo delicioso por su ligereza, fenomenal configuración y buenas prestaciones. Y es que este ultraligero de sólo 1,41 Kg de peso y 18,6 mm de grosor aglutina todas las tecnologías que cabe exigir a un portátil de alta gama

10 junio 2008

En el ámbito estrictamente estético resulta tan sobrio como los demás portátiles de Lenovo, pero su construcción es perfecta. El armazón interno es de fibra de carbono y la cobertura externa de magnesio, lo que le confiere una rigidez y dureza extraordinarias. Por otra parte, su configuración, de marcado carácter profesional (no en vano es un Centrino vPro) es sensacional: CPU Intel Core 2 Duo de bajo consumo, 2 Gbytes de RAM (ampliables a 4 Gbytes), una pantalla TFT con retroiluminación LED de excelente calidad, un disco SSD de 64 Gbytes, lector de huellas dactilares, conectividad WiFi 802.11a/b/g/n, etc.

 

El sistema operativo que ofrece Lenovo de serie es Windows Vista Business y, según nuestras pruebas, este portátil puede con él sin ningún problema. Aero corre como la seda y su rendimiento es más que suficiente para un equipo de carácter profesional, como demuestran los 2.935 puntos que ha obtenido en PCMark05 y el índice de evaluación de la experiencia otorgado por el propio sistema operativo, un muy digno 3,4.

 

Además, su autonomía real roza las 3 horas en un escenario de trabajo intenso, un resultado muy bueno que mejora aún más reemplazando la unidad óptica por una batería adicional de 3 celdas que puede adquirirse por separado. ¿El colofón? La excelente dotación de software habitual en los equipos de Lenovo. Absolutamente recomendable.

 

Pruebas:

PCMark05: 2.935 / 3DMark06: 536