Motorola Atrix: impresionante smartphone convertible en portátil

La guerra de los teléfonos inteligentes se ha declarado oficialmente durante el Mobile World Congress, y Motorola es uno de los mejor situados con Atrix

Anabel Pasiego

Motorola Atrix

2 marzo 2011

En un momento en el que los smartphones ya son prácticamente clónicos en cuanto a especificaciones y características, donde ya casi ninguno puede considerarse «malo», llega la hora de buscar una diferenciación hacia arriba que impulse la industria de la movilidad hacia delante.

Durante el pasado Mobile World Congress (MWC) pudimos tomar contacto con los nuevos super smartphones, una generación de teléfonos inteligentes con una tecnología más avanzada alrededor de procesadores de doble núcleo, chips gráficos de alto rendimiento, pantallas de muy alta resolución y calidad y, por supuesto, accesorios capaces de extender su ámbito de uso a la electrónica de consumo o, incluso, a la informática tradicional.

Motorola Atrix

Motorola presentó, en este contexto, el modelo Atrix, que tiene ya en Estados Unidos su versión 4G, aunque en Europa no es probable que esta nueva tecnología de comunicaciones móviles se despliegue a corto o medio plazo aún. En cualquier caso, sea 3G o 4G, Motorola Atrix llama la atención en una primera toma de contacto. Aunque hay algo de letra pequeña que se debe matizar un poco.

Por lo pronto, el sistema operativo que se mostró instalado en el terminal fue Froyo, la versión 2.2 de Android. Esta declaración de intenciones supone cuestionar algunas de las posibilidades del dispositivo, como la compatibilidad con NFC (Near Field Communication), aunque, por otro lado, la resolución de la pantalla está por encima de las especificaciones oficiales para Android 2.2, que habla de 854 x 480 puntos como resolución máxima para el entorno de desarrollo de aplicaciones.

Además, el hecho de utilizar un procesador de doble núcleo a 1 GHz da pie a pensar en un uso diferenciado respecto al de los terminales con Android 2.2 de ahora. Sea como fuere, el sistema instalado para la presentación en el MWC fue Android 2.2, aunque la puesta en escena con los accesorios de este super­smartphone eclipsó cualquier atisbo de duda acerca de la originalidad y cualidades del Atrix. La base multimedia y el lapdock son dos excelentes aportaciones, que si bien no son del todo originales, encajan de maravilla en este terminal.

El más listo del cole

Con su CPU de doble núcleo a 1 GHz y gráficos de NVIDIA en forma de chip integrado, Tegra 2, sus especificaciones difieren poco de las del tablet Xoom de Motorola. Además, gran parte de su volumen y peso se deben a la batería de casi 2.000 mAh.

Este hardware proporciona un potencial de rendimiento muy elevado, que, de momento, se usa para mover la aplicación Webtop, la cual se lanza cuando se conecta el móvil a la base Lapdock para permitir obtener una experiencia de movilidad a pantalla completa. Webtop gira alrededor de Firefox y las aplicaciones web. Los programas del teléfono se ejecutan dentro de la ventana que representa al terminal, una decisión atípica teniendo en cuenta que Android 3 Honeycomb se mueve muy bien con resoluciones altas.

Motorola Atrix
Temas Relacionados