Mucho más que teléfonos móviles: smartphones de gama alta

Los terminales que analizamos en este ambicioso informe son los últimos lanzamientos que han aparecido en el mercado e incluyen multitud de funcionalidades que harán las delicias de los usuarios más exigentes

David Onieva

Mucho más que teléfonos móviles: smartphones de gama alta

26 mayo 2010

Antes de entrar en materia nos parece importante definir con claridad qué es un smartphone y para qué sirve. Estos dispositivos hacen las funciones de un teléfono móvil convencional, pero están dotados de una mayor versatilidad, ya que también incluyen algunas de las funciones de un ordenador personal. En la actualidad todos ellos tienen en común un conjunto amplio de características, como una pantalla táctil de gran formato, conectividad WiFi, Bluetooth, 3G... No obstante, existen otros importantes parámetros que conviene tener en consideración a la hora de decantarnos por uno de estos ingenios.

foto1_medium

• Las tarjetas microSD son las más habituales a la hora de ampliar la capacidad de memoria de estos terminales móviles.

Estilizados por fuera, sofisticados por dentro

Por regla general, cuando nos encontramos por primera vez ante un smartphone, tal y como ocurre cuando probamos cualquier otro aparato electrónico, sopesamos su acabado y evaluamos los materiales empleados en su fabricación y lo compacto que es. En cualquier caso, nos disponemos a realizar un desembolso económico que ronda en torno a los 500 euros (este es el precio de la mayor parte de los terminales que hemos analizado en modalidad libre).

El acabado y la construcción de la mayor parte de los smartphones que hemos diseccionado en esta comparativa están muy cuidados, especialmente la tapa trasera que protege la batería y la tarjeta SIM. De hecho, en algún caso, como ocurre con el modelo de HTC, esta parte trasera es metálica, lo que les confiere una gran seguridad en caso de caídas accidentales.

Otra de las cualidades más atractivas de estas propuestas es su pantalla, un componente de extrema importancia debido a que las pantallas táctiles de los smart­phones son la interfaz directa de comunicación entre el usuario y el propio dispositivo. Por ello, además de su tamaño, que ronda entre las 3 y las 4 pulgadas y en ocasiones cubre la práctica totalidad del frontal del dispositivo, es necesario valorar su precisión.

Existen dos tecnologías aplicables a estas superficies táctiles: las capacitivas y las resistivas. La primera de ellas es la más adecuada para facilitar la interacción directa con el dedo en lugar de los habituales stylus, ya que para que respondan al instante basta con deslizarlo, por lo que el usuario no necesita ejercer ningún tipo de presión sobre la superficie. Además, pueden detectar varias pulsaciones de manera simultánea, por lo que la experiencia para el usuario es más atractiva que en el caso de las resistivas. Por otro lado, estas últimas están formadas por varias capas, por lo que cuando las presionamos entran en contacto. Esto produce un cambio de corriente, facilitando, de este modo, la detección de la pulsación. Por esta razón, la experiencia de usuario en este caso parece ser menos atractiva que en el anterior, ya que la respuesta del dispositivo es algo más lenta, o al menos es la sensación que puede brindarnos. Sin embargo, no podemos afirmar que una sea mejor que la otra, pues la elección debe depender de los hábitos de cada usuario y de la utilización que vaya a hacer del terminal. Además, en lo que concierne al tiempo de respuesta entran en juego otros factores, como el sistema operativo y el hardware por el que cada fabricante se ha decantado en la puesta a punto de su producto.

foto2

• La introducción de los datos se lleva a cabo bien a través de la pantalla táctil, bien por medio de un teclado QWERTY en aquellos teléfonos que disponen de uno.

El sistema operativo

En los smartphones que hemos analizado encontramos distintos sistemas operativos cuyo funcionamiento afecta directamente al rendimiento del dispositivo, la usabilidad de su interfaz y las funcionalidades que ponen a disposición de los usuarios. El más extendido es Windows Mobile, cuya última versión es la 6.5, recientemente lanzada al mercado. Quizá se trate del más duro competidor de Android, un sistema de código abierto que se está erigiendo como el más sólido de cara al futuro inmediato en las plataformas móviles. Es posible que a aquellas personas habituadas a la utilización de Windows en su PC la propuesta de Microsoft les resulte un sistema operativo más asequible y sencillo de utilizar, pues, tal y como ocurre con su «hermano mayor», dispone de botón de inicio y la estructura de su interfaz es muy similar. Sin embargo, en ciertos momentos no funciona con la fluidez de los terminales basados en Android, aunque en su comportamiento también influye decisivamente el hardware de los terminales. Aun así, nosotros pensamos que el futuro de Windows Mobile es algo incierto si lo comparamos con el de Android, ya que hay que tener en cuenta que para implementar este segundo en sus terminales los desarrolladores no tienen que pagar licencia alguna. También debemos tener presentes a los fabricantes que se decantan por sistemas operativos propietarios, como es el caso de RIM y Apple, que también restan cuota de mercado a la todopoderosa Microsoft.

Otra opción más: Symbian. Hasta el momento es el habitual en los terminales de Nokia, y es a todas luces uno de los pioneros en las plataformas móviles. Sin embargo, a pesar de tratarse de una opción abierta, corren rumores de que sus días están contados, o al menos de que su cuota de mercado va a descender estrepitosamente en los próximos meses a favor de soluciones de código abierto como Maemo, que ya encontramos en el N900 de Nokia, o el ya mencionado Android.

Terminales libres y vía operador

Como verás en la tabla de la comparativa, los terminales que hemos diseccionado están disponibles en modalidad libre o por contrato con alguna operadora. Hemos procurado que todos los precios fuesen de los teléfonos liberados, sin embargo, algunos, como los de LG, Motorola y Toshiba, solo se comercializan a través de una operadora. Por esta razón, el precio que hemos indicado en estos casos hace referencia a la modalidad de contrato menos exigente del operador al que se hace referencia, ya que existen otras opciones que comprometen a un mayor gasto mensual, pero con las que los terminales son más baratos. Por esta razón, hemos afrontado la valoración de estos tres productos de manera independiente con el objetivo de otorgarles una calificación Calidad/Precio justa a la que no habríamos podido llegar si los hubiésemos comparado directamente con los smarthpones disponibles en el mercado libre.

Tu smartphone debe tener...

-Una pantalla táctil de alta resolución de entre 3 y 4 pulgadas
-Una cámara con un CCD que oscile en torno a 5 Mpíxeles
-Comunicaciones WiFi, 3G y Bluetooth integradas
-Receptor GPS
-Ranura para tarjetas de memoria flash
-Teclado QWERTY
-Gestión de nuestras cuentas de correo y acceso a redes sociales
Aplicaciones organizativas

foto3

La opinión de PC Actual: Tan versátiles como un PC

Las últimas tendencias en telefonía móvil se están materializando bajo la forma de terminales con pantallas táctiles de gran formato, potentes cámaras digitales, conectividad 3G y WiFi y compatibilidad con redes sociales y aplicaciones ofimáticas. Precisamente, son estos productos los que hemos tratado en este artículo, aunque antes de decantaros por alguno de ellos debéis tener en cuenta que su precio es elevado, por lo que os recomendamos que meditéis previamente cuáles son vuestras necesidades reales.

Sirva como ejemplo el modelo más caro de los analizados, el HTC HD2, con un coste, adquiriéndolo libre, de casi 650 euros. Este terminal ha sido galardonado con nuestro premio de Producto Recomendado debido a que sobresale ante sus competidores por su diseño, tecnología y prestaciones. Por tanto, ha sido el ganador de la comparativa, aunque inmediatamente a su zaga va el ofrecido por Nokia, el N97 en versión Mini, cuya principal diferencia con el HTC estriba en la inclusión de un teclado desplegable bajo la pantalla que es muy de agradecer. Este añadido está especialmente indicado para aquellos usuarios que escriben habitualmente correos electrónicos o mantienen al día sus cuentas en las redes sociales, ya que es mucho más cómodo y rápido escribir a través del teclado que sobre la pantalla táctil. Lo mismo ocurre con el Motorola Dext, que aunque es algo más incómodo de utilizar, también oculta un versátil teclado deslizante.

ganador

Pantallas de gran tamaño

Nuestro galardón Compra recomendada ha ido a parar al GM750 de LG, un terminal ligeramente menos llamativo que el resto, pero con un precio más asequible.

Como hemos explicado, una de las cualidades más llamativas de los smartphones son las pantallas que incorporan, que en algunos casos son impresionantes. Ésta es, sin duda, la situación del Toshiba TG01, que incorpora una pantalla de 4,1 pulgadas que ocupa la práctica totalidad del frontal, lo que lo convierte en una excelente alternativa para los usuarios que quieran ver la iconografía de Windows Mobile en un formato lo más amplio posible. Del mismo modo, otro factor que la mayor parte de los usuarios tiene muy en cuenta es la cámara integrada. En esta materia destaca especialmente la unidad del Sony Ericsson Xperia X10, ya que tiene, ni más ni menos, 8,1 millones de puntos de resolución. Esta solución nos parece una excelente compañera de viaje de la pantalla de 4 pulgadas de este smartphone, y resulta muy apetecible para sacar partido a la tecnología Timescape sobre Android 1.6.

En este informe también hemos tenido ocasión de diseccionar un terminal que hará las delicias de los usuarios con perfil profesional: el BlackBerry Bold 9700. No dispone de pantalla táctil, pero cuenta con múltiples sistemas de gestión de los datos y las cuentas de correo, facilita el acceso a las redes sociales y a las aplicaciones de mensajería instantánea, etc.

LO MEJOR

LO PEOR

Su diseño y las comunicaciones:

Cuando un usuario gasta alrededor de 500 euros en un teléfono móvil lo mínimo que espera es que exhiba unas prestaciones estimables y un diseño externo a la última. Prácticamente todos los terminales que hemos analizado destacan por el considerable tamaño de sus pantallas, pero también por su elevada calidad de imagen y por su precisión a la hora de trabajar en modo táctil. Asimismo, nos parece una gran idea la posibilidad de facilitar el acceso a las redes sociales y la inclusión de GPS y cámaras de alta resolución.

El precio y su tamaño:

Es probable que aquellos usuarios que dan mucha importancia a la portabilidad y la sencillez de uso no perciban estos terminales de alta gama como la mejor opción. El tamaño de los smartphones es considerable debido a la amplitud de su pantalla, y, a pesar de las cuidadas interfaces que han puesto a punto prácticamente todos los fabricantes, sus múltiples funciones no los hacen realmente asequibles para usuarios con poca experiencia. Por otro lado, su precio, si los adquirimos liberados, resulta prohibitivo para muchos consumidores.

Temas Relacionados
Loading...