Análisis

Nokia Lumia 710, el gigante vuelve a por todas

El terminal se configura como un smartphone de gama media-alta que tiene todos los ingredientes para convertirse en todo un superventas. Tiene un precio razonable incluso libre

Nokia Lumia 710

8 febrero 2012

Situado por debajo del Lumia 800, este 710 de gama media-alta tiene un precio razonable y unas características que cubrirán las necesidades de su público objetivo. Además, muestra de manera clara por dónde va el futuro de Nokia tras su unión con Microsoft. El Windows Phone 7.5 (Mango) se mueve de manera muy fluida gracias a la CPU Snapdragon a 1,4 GHz, sobre todo si lo comparamos con iPhone 4/4S o los Android más habituales.

Externamente se ha recurrido al material plástico, aunque bastante bien rematado, y a un diseño bastante sencillo que aglutina en su perfil superior el botón de encendido, micro-USB y minijack de 3,5 mm para el audio. Y, bajo la pantalla, tenemos las teclas de acceso directo para movernos por Windows Phone.

La sensibilidad de la pantalla es buena y su visibilidad en condiciones normales de luz, bastante positiva. Como en el resto del teléfono, encontramos un buen equilibrio entre funcionalidad y calidad, aunque hay una excepción: la cámara. Son 5 Mpx y ofrece hasta vídeo 720p, pero su calidad esta más cercana a la de los móviles de gama baja que a la de muchos smartphones de última hornada, al tiempo que no cuenta con cámara frontal para videollamadas, algo cada vez más habitual.

Al final, nos parece un terminal con un precio atractivo y un nivel razonable de calidad, el cual además de con Windows Phone ha sido adornado al máximo con aplicaciones que ofrecen utilidad desde el minuto uno, como Nokia Conducir, con la que tener guiado GPS puerta a puerta gratuito.

Temas Relacionados
Loading...