Nuevo smartphone Motorola RAZR, la vuelta de un clásico

Motorola acaba de anunciar en Berlín el lanzamiento de un nuevo terminal Android que supone recuperar la denominación RAZR, que muchos recordarán asociada al terminal V3

Manuel Arenas

Motorola RAZR

21 octubre 2011

Motorola acaba de anunciar en Berlín, durante el evento para prensa especializada europea, el lanzamiento de un nuevo terminal Android que supone recuperar la denominación RAZR, que muchos recordarán asociada al terminal V3 y al anuncio, también clásico ya, en el que el móvil se clavaba en una pared como si fuera una afilada hacha.

Aquel RAZR tenía un grosor de 9,8 mm y era un «feature phone» mientras que el RAZR 2011 tiene nada menos que 7,1 mm de grosor. Además, este nuevo terminal puede presumir de tener un acabado que casi merecería la pena englobar dentro de la gama Defy, también de Motorola, de terminales resistentes. La carcasa esta fabricada con Kevlar, lo cual es de agradecer si se piensa en lo fino que es el terminal.

Además, la pantalla está recubierta de cristal Gorilla Glass, que se caracteriza por presentar una notable resistencia a los arañazos como ya se ha demostrado en todo su historial de terminales que ya lo emplean. Para acabar, es resistente a salpicaduras en la carcasa y las conexiones, así como en la circuitería interior.

Doble núcleo y Android 2.3.5

Motorola RAZR detalle

Sus características hardware no son realmente novedosas. Integra tecnología de doble núcleo de Texas Instruments (TI OMAP 4430 frente al TI OMAP 4460 del novísimo Samsung Galaxy Nexus presentado esta semana) con aceleración gráfica.

La pantalla es Super AMOLED Advanced de 4,3’’ con una resolución de «sólo» 960 x 540 píxeles, que tras la presentación del Galaxy Nexus se antoja un tanto escasa, sobre todo de cara a una potencial actualización futura a Android OS 4, que también se presentó de la mano del terminal Galaxy Nexus (que hasta su fecha de lanzamiento mismo se rumoreaba que sería el Google Nexus Prime). Nomenclaturas aparte, el RAZR pertenece a un segmento que casi se podría denominar el de los «Super Phones», con un rendimiento muy elevado apto para gaming y la resolución de tareas complejas en el propio terminal.

Motorola ha optado por dar valor añadido con aplicaciones como Smart Actions y MotoCast, sin olvidar los accesorios para el terminal, con el Lapdock 100 de 10,1’’ para convertirlo casi en un netbook, o la base multimedia. Carece de NFC, en principio, aunque es una característica que debería estar en mente de los fabricantes de cara a servicios y aplicaciones que vayan apareciendo.

Equilibrio

En media compite muy bien con dos de los terminales que ahora mismo pueden considerarse como su competencia directa por actualidad y características: El Samsung Galaxy Nexus y el iPhone 4S. Al menos sobre el papel. El diseño está cuidado y la resistente carcasa de Kevlar junto con la resistencia a salpicaduras son elementos diferenciadores interesantes. De momento temas como precio o exclusividad con operadoras están en el aire a falta de confirmación definitiva.

En definitiva, todo apunta a que será un terminal que levantará pasiones por su estilizado diseño y que hará que RAZR vuelva a ser una referencia en movilidad. Sólo falta comprobarlo en la práctica, desde luego, y examinar de cerca la calidad de la cámara, por ejemplo. Pero sin duda promete.

Motorola RAZR detalle 2
Temas Relacionados
Loading...