Comparativa

Probamos ocho teléfonos móviles de última generación

De todas las tecnologías en juego, las que tienen que ver con la movilidad son las que más rápidamente evolucionan y más interés mediático despiertan. Todo lo que huele a smartphone interesa

Manuel Arenas

Smartphone

19 enero 2012

No es de extrañar que la movilidad esté de moda. En pocos meses, los teléfonos móviles inteligentes han ido adentrándose en el terreno de otras tecnologías, como la fotografía digital. Hoy es habitual ver cómo las cámaras compactas se dejan en casa porque ya se lleva encima el móvil. Los reproductores multimedia también han ido dejando paso a las habilidades de los smartphones para reproducir vídeo y audio.

O, incluso, para consumir fuentes de contenidos multimedia directamente en streaming (la más reciente tendencia en movilidad). La cantidad de tareas que puedes solucionar hoy en día mediante el móvil, en cualquier momento y cualquier lugar (siempre que la autonomía lo permita) es tan extensa como se desee, e, incluso, está robando terreno a los portátiles como herramientas de IT por excelencia para realizar actividades tecnológicas.

Ni siquiera las tabletas parece que se librarán de la amenaza de los teléfonos inteligentes. Tanto, que el modesto aparato que llevamos de forma descuidada en el bolsillo tiene tanta potencia de cálculo como miles de superordenadores ENIAC. El iPhone 4, por ejemplo, con sus 5.000 MIPS, es 100.000 veces más rápido que un ENIAC con sus 0,05 MIPS (millones de instrucciones por segundo), que en su tiempo, allá por 1946, tendría un precio equivalente en la actualidad de unos seis millones de dólares.

Tabla
Tabla

Perfectos para hacer de todo

El objetivo último de un smartphone varía de usuario a usuario. Y en todos los casos tiene su justificación. Ya sea por presumir, para trabajar, como instrumento de ocio o cámara con la que, además, se puede hablar por teléfono. También para aprender, disfrutar más de las cosas que nos rodean, estar en contacto con familiares y amigos, navegar en Internet, o para cualquier otro fin que signifique extender nuestras habilidades o nuestros sentidos.

Y con cada generación los fabricantes ponen en nuestras manos dispositivos más capaces. Hasta aquí todo parece sencillo, pero la realidad es que la elección de tu móvil puede ser una tarea larga y complicada. Ante ti tienes opciones de todo tipo, tanto por sistemas operativos como por el hardware del terminal. En estos nueve dispositivos analizados tenemos cinco sistemas operativos, y casi un tamaño de pantalla diferente por cada modelo.

Ya existe la figura del fan acérrimo que no está dispuesto a cambiar de plataforma de ningún modo. O la de quienes se prendan de alguna aplicación determinada que solo funciona sobre una plataforma dada. Por ejemplo, Instagram solo está disponible en la Apple Store, de modo que, si tienes especial afinidad por esta aplicación, no queda otra que comprar un iPhone. No obstante, lo habitual es que las herramientas se programen para todas las plataformas.

La dependencia de la Nube

De todos modos, este tipo de dependencias está dejando de tener sentido en la parte del hardware. Dejando de lado las pasiones y los afectos poco objetivos, en la práctica la elección de un determinado terminal pasa por encontrar el que nos permite hacer más cosas de una manera más eficiente y agradable. La apariencia de la interfaz, la forma de mostrarse las aplicaciones en la pantalla o, incluso, las políticas de empresa en el lugar de trabajo o el precio de las tarifas de datos son razones que ahora influyen en la elección de un móvil. Pero entra en juego otra mucho más influyente y menos dada a abandonos: la Nube.

Si nuestros datos están almacenados en Internet, tenemos sincronizado el móvil con nuestro servidor on-line, o si nuestros colegas usan un determinado servicio de mensajería, la elección de nuestro siguiente terminal estará condicionada por la continuidad en la experiencia de uso y el acceso a nuestros datos. BlackBerry lo sabe bien, con más de 55 millones de suscriptores, y muchos nuevos que adoptan RIM no por el trabajo, sino para comunicarse con los colegas usando BlackBerry Messenger.

Smartphone

Si tienes tus canciones, fotos, ficheros, contactos, notas o el calendario, sincronizados con una plataforma en la Nube, antes de tener que migrar todo a una nueva, lo más cómodo es permanecer. Apple con iCloud, Android con todo el entramado Google, Windows Phone con Live y SkyDrive, y BlackBerry con todo su conglomerado de servidores, son ejemplos de cómo está creciendo este entramado.

Cada plataforma tiene su identidad, tanto por los servicios que ofrece como por el tipo de aplicaciones que se pueden programar. El correo, el almacenamiento on-line, la mensajería, la videoconferencia, los mapas, el streaming de audio, la seguridad y la realidad aumentada son algunas de las claves que permiten diferencias unas plataformas de otras.