Análisis

HTC One X con procesador NVIDIA Tegra 3

Analizamos este smartphone de HTC, uno de los fabricantes implicados en el progreso de los móviles inteligentes. Tiene pantalla de 4,7 pulgadas, procesador NVIDIA Tegra 3 y tecnología de cuatro núcleos

Manuel Arenas

HTC One X

25 mayo 2012

Los smartphones están rodeados de un halo de misterio y expectación durante las semanas previas a su lanzamiento. A la velocidad a la que se suceden los cambios tecnológicos en movilidad, los fabricantes tienen que esforzarse por estar al día y ofrecer terminales que satisfagan las crecientes exigencias en ergonomía, rendimiento, conectividad o autonomía. Entre estos cambios, los más espectaculares tienen que ver con el procesador, que sufren avances más rápidos que los protagonizados por Intel y AMD en los primeros días de la arquitectura x86.

HTC es uno de los fabricantes implicados en el progreso de los smartphones, con una dilatada trayectoria en el segmento de la telefonía móvil, primero alineada con Microsoft y Windows Mobile, y ahora centrada en Android.

El dispositivo que nos ocupa tiene una pantalla de 4,7" con 1.280 x 720 píxeles reales y con un excelente panel Super IPS LCD2, consiguiendo una densidad de píxeles de 312 ppp, cercana a la de la pantalla Retina Display del iPhone 4S. Es una pantalla brillante, saturada y nítida, en la que Android 4 ICS se muestra en todo su esplendor. Las imágenes se ven realmente bien, así como los vídeos, que se pueden capturar con la cámara integrada de 8 Mpíxeles y con una óptica muy rápida de F2.0, mejor sobre el papel que la del iPhone 4S con F2.4. De todos modos, en las pruebas con la carta de referencia, se comprueba que la cámara de Apple está un punto por encima en cuanto a nitidez. Por tanto, es buena, pero no mejora a la del iPhone 4S. Eso sí, cuenta con un repertorio de efectos muy completo.

HTC One X

La pantalla de 4,7" tiene un resultado brillante, saturado y nítido, permitiendo que Android 4 se muestre en todo su esplendor.

La autonomía sigue siendo un problema cuando eres un usuario agresivo en movilidad. Si además de llamar, usas Four-Square, Twitter, Mapas, WhatsApp, mensajería en general, correo, la cámara fotográfica o navegas en Internet, lo mejor es que no dejes de llevar encima el cargador.

Tienes que tener en cuenta, por otro lado, que el tamaño de este equipo es notable y que, para los amantes de lo pequeño, puede resultar excesivo, aunque uno se acaba acostumbrando. Sobre todo es ancho (5"), pero se sujeta con una mano relativamente bien.

HTC One X con iPhone 4S

Es inevitable comparar el HTC One X con un referente como el iPhone 4S, aquí vemos los dos terminales y nos hacemos una idea de su tamaño.

Un procesador de tableta

Lo que más llama la atención es la integración de un procesador NVIDIA Tegra 3, idéntico al que puedes encontrar en tabletas como la Asus Tranformer Prime con pantalla de 10". Se trata de una CPU y GPU en la que NVIDIA ha conseguido integrar cuatro núcleos ARM Cortex A9 con velocidades de hasta 1.5 GHz.

El secreto que hace posible usarlo en terminales móviles es el uso de un quinto procesador, que solo entra a funcionar cuando no se necesita una potencia de cálculo elevada. Esta CPU con velocidad de hasta 500 MHz desactiva los otros cuatro núcleos totalmente cuando no se necesitan, de modo que reduce el consumo de energía y equilibra el balance entre rendimiento y autonomía. Este procesador destinado al ahorro de energía es capaz de resolver los estados de reposo, así como tareas que no requieran un uso de CPU elevado. Teniendo en cuenta que los cuatro núcleos a 1 GHz consumen 1,2 W, es necesario tener este tipo de tecnologías para conseguir una autonomía sensata a partir de su batería de 6,6 Whr; teniendo presente que la pantalla también consume su parte.

El rendimiento que se obtiene con el procesador Tegra 3 en este móvil está al mismo nivel que el que se puede conseguir con la tableta de Asus. Todo un logro teniendo en cuenta la diferencia de tamaños. Es un rendimiento que está por encima de lo que ofrece la competencia.

HTC One X

La ranura dedicada a insertar la micro-SIM se extrae para facilitar su introducción.

ARM contra x86

Uno de los debates asociados a la llegada de los cuatro núcleos al mundo ARM es su acercamiento a los procesadores x86 en lo que a rendimiento se refiere. Para salir de dudas, hemos preparado una tabla en la que comparamos móviles, la tableta Transformer Prime, un netbook, un portátil y un sobremesa con procesadores x86. La conclusión es que Tegra 3 sí pone en apuros a los netbooks, sin embargo, el rendimiento de los procesadores más solventes de Intel sigue estando por encima y a bastante distancia de los Ivy Bridge o los Core i5.

Las pruebas de rendimiento se han elegido para que sea posible comparar las distintas plataformas gracias a benchmarks multisistema, como Geekbench, o mediante pruebas de rendimiento Java que se ejecutan en el navegador web. No es rendimiento de CPU puro, pero sí permite comparar resultados. (Clic para ampliar la tabla)

Tabla comparativa pruebas HTC One X con Tegra 3

Temas Relacionados
Loading...