Samsung "freirá" remotamente los Galaxy Note 7

La empresa desactivará los dispositivos no devueltos

David Cerdán

note7

12 diciembre 2016

Samsung desactivará los "Galaxy Note 7" vendidos en EEUU a aquellos usuarios que no hayan querido devolverlo. Intentará así evitar más problemas de seguridad ante la probabilidad de que la batería combustione.

Actualización en EEUU

Todos conocemos el fatal desenlace del nuevo terminal de Samsung, el "Galaxy Note 7", que ha sido retirado hace poco del mercado debido a sus graves problemas con la batería.

Tras numerosos casos de combustión del dispositivo, Samsung decidió en septiembre realizar una llamada a devolución para evitar males mayores y centrarse en el futuro modelo.

No obstante, y pese a las continuas advertencias tanto de la empresa como de las autoridades de cada país, algunos usuarios se negaron a devolver el teléfono inteligente bajo la excusa de su buen funcionamiento. Pese a que, según datos de Samsung, más del 90% de dispositivos han sido devueltos, el pequeño porcentaje restante sigue representando un problema de seguridad para todos.

Es por ello que la empresa surcoreana ha decidido cerrar definitivamente el asunto con un último movimiento: una actualización del software de los teléfonos todavía en uso para inutilizarlos.

Para llevar a cabo la tarea, la empresa ha colaborado con las empresas de telecomunicaciones norteamericanas. El próximo 19 de diciembre estas empresas liberarán el parche de Samsung que convertirá los "Galaxy Note 7" aún presentes en el mercado en meros pisapapeles.

La única excepción será Verizon, que no ha querido sumarse a la operación al considerar que supone un riesgo para sus usuarios que no tienen otro terminal.

¿Y en Europa?

La legislación europea no permite a Samsung desactivar los "Galaxy Note 7" vendidos en este territorio. No obstante, la empresa también lanzará una actualización en Europa para empujar a los últimos poseedores del terminal a sustituirlo.

Esta actualización, en lugar de inutilizar el teléfono, reducirá su capacidad máxima de batería al 30%, lo que en la práctica lo hará prácticamente inservible.