Samsung Wave: primer móvil con Bada y pantalla Super AMOLED

Durante el pasado MWC 2010, la coreana Samsung nos presentó el que será su nuevo smartphone de referencia: el primer terminal con su nuevo sistema operativo Bada, que además llega dotado de la más avanzada tecnología.

Enrique Sánchez rojo

2 marzo 2011

Valió la pena ir al MWC 2010, entre otras cosas, para asistir al despliegue que realizó Samsung con toda su maquinaria de marketing. Uno de los objetivos: vender su nuevo Samsung Wave a periodistas, operadores y desarrolladores en la noche del 14 de febrero. Y, para qué negarlo, cuando comenzó la presentación del nuevo terminal pensé que sería uno de tantos otros lanzamientos a los que ya me he acostumbrado a asistir.
Sin embargo, las cosas fueron cambiando a medida que Samsung nos explicaba las novedades y posibilidades de su nuevo smartphone, y más aún al día siguiente, cuando tuve la oportunidad de tenerlo en las manos y probarlo con tranquilidad, eso sí, bajo la atenta mirada de un responsable de Samsung.

Ágil y atractivo

Al margen del diseño y ergonomía, lo que más me ha impactado del Wave es la calidad de la pantalla, seguido de la velocidad a la que se abren las aplicaciones y se cargan las diferentes pantallas en el teléfono. Y es que la experiencia de uso de este nuevo sistema operativo Bada es de las mejores que he visto en un smartphone en bastante tiempo, más aún si tenemos en cuenta que permite la multitarea.

Con su TouchWiz 3.0 Samsung ha imitado hasta cierto punto el concepto de Apple y su iPhone, con múltiples escritorios donde las aplicaciones son iconos y la interfaz está pensada para ser utilizada únicamente con los dedos. Sin embargo, comparado con el iPhone todo es más fluido y rápido, y encima con una carcasa más compacta.

Otra cosa es la autonomía de la batería, sobre la que nada se ha dicho, aunque los primeros rumores apuntan a que no será escasa.

PANTALLA E INTERFAZ

La nueva pantalla Super AMOLED de 3,3" brinda una resolución de 800 x 480 puntos. Su definición, contraste y luminosidad son sencillamente impresionantes. A diferencia de las pantallas OLED, el desarrollo de Samsung solo necesita dos capas: una para representar la imagen y otra para la zona capacitiva que detecta nuestros dedos. Todo ello se traduce en una menor pérdida de luz y una mejora importante de la calidad de imagen incluso a pleno sol. Es, hasta la fecha, la mejor pantalla que hemos visto en un smartphone.

Samsung-Wave_GT-S8500_1_640_width_scale

INTERFAZ

El aspecto del escritorio e iconos de la interfaz TouchWiz del Wave recuerdan mucho a los del iPhone, hasta el punto de que el teclado en pantalla es prácticamente idéntico. Eso sí, ha mejorado algunos aspectos del diseño, lo que unido a su potente CPU mejora la experiencia de uso.

interfaz

CONTACTOS 2.0

Como ocurre con otros móviles de última generación, Samsung ha trabajado para unificar todas las vías de comunicación con nuestros contactos (teléfono, correo, Facebook, Twitter y otras redes sociales). Además, la mensajería se unifica venga de donde venga en un mismo apartado.

contactos

NAVEGADOR

El navegador web incluido soporta contenidos en Flash. Además, gracias al procesador de 1 GHz su visualización es suave y sin saltos. La gran resolución permite ver cómodamente muchas webs, aunque contamos con zoom de hasta 10x (usando los dedos) para ampliar las zonas que nos interesen.

navegador

CARCASA EXTERIOR

Externamente, Samsung ha dotado al Wave de una ergonomía y tacto verdaderamente únicos. Por ahora solo lo hemos visto en un elegante color negro, aunque destacan detalles como la carcasa trasera (íntegramente de aluminio) o unas dimensiones que ganan en ancho y reducen el grosor al mínimo pensando igualmente en que el dispositivo se maneje y sujete con una sola mano. Al final, la sensación que transmite es incluso mejor que la que puede intuirse por las imágenes.

Samsung-Wave_GT-S8500_2_640_width_scale

SNAPDRAGON

Aunque Samsung no ha entrado en detalles técnicos, el Wave emplea la plataforma Snapdragon de Qualcomm. Ésta combina una potente CPU ARM (en este caso de 1 GHz) con chips de comunicaciones 3G, WiFi, Bluetooth, GPS y sistema gráfico de HD.

VÍDEO Y FOTOS

El terminal incluye una cámara de 5 MPx con LED Flash. En nuestras primeras pruebas, pudimos comprobar que tanto la captura de fotos como la grabación de vídeo ofrecían un calidad muy destacable. De hecho es capaz de grabar vídeo con calidad HD de 720p, algo poco común en un móvil de este tamaño.

De la misma forma, admite la reproducción de una amplia variedad de formatos, entre los que se incluyen DivX, XviD, MPEG-4, H.263, H.264 o WMV, todos ellos con calidad HD de hasta 720p.

En el apartado musical, Wave cuenta con un conector estándar de 3,5 mm para auriculares, con los que podemos disfrutar de sus posibilidades en la reproducción de música o escuchar la radio FM, que, por cierto, también se puede grabar desde el propio télefono. Eso sí, aún no hemos visto la aplicación que utilizaremos para sincronizar la música.

Samsung-Wave_GT-S8500_3_640_width_scale

Bada y sus aplicaciones

Hace algunos meses Samsung anunció Bada, un sistema operativo propio nacido para competir con otros tan asentados como iPhone OS, Windows Mobile o Android. Como el resto de fabricantes, Samsung quiere crear una plataforma sobre la que desplegar un universo de aplicaciones gratuitas y de pago. De hecho aspiran a tener más de mil aplicaciones para final de este 2010, brindando para ello apoyo a desarrolladores de más de 20 países.

La apuesta de Samsung parece arriesgada a la vista de los competidores y su experiencia. Sin embargo lo que hemos probado de Bada funciona realmente bien, sin olvidar que no hay que subestimar el respaldo de Samsung, una de las compañías tecnológicas más potentes del momento que aspira a ser uno de los líderes mundiales en telefonía.

Wave-Lifestyle_03
Temas Relacionados