Mirada experta

Sony Ericsson Xperia Play: el smartphone consola

Equiparable en potencia a los terminales de gama más alta, este móvil-consola resulta perfecto como teléfono pero la experiencia de juego se ve ensombrecida

Carlos Zahumenszky Hierro

Sony Ericsson Xperia Play

27 abril 2011

Equiparable en potencia a los terminales de gama más alta, este móvil-consola resulta perfecto como teléfono pero la experiencia de juego se ve paradójicamente ensombrecida por unos mandos no demasiado ergonómicos.

Con el lanzamiento del Xperia Play, Sony Ericsson parte de una idea realmente buena: convertir su fallida PSP Go en un smartphone, para impulsar así el desarrollo de su propia plataforma de juegos para teléfonos móviles de la mano de Android. Dicho y hecho. La japonesa ha operado sobre la base de terminales como el Xperia X10 para crear un dispositivo que, ante todo y sobre todo, es un teléfono móvil dotado de una excelente conectividad HSPA, apoyada en WiFi y DLNA. La adopción de Android en su versión 2.3, su arquitectura basada en el chip Snapdragon de segunda generación, y una generosa pantalla de 4 pulgadas lo llevan a competir en la primera división de smartphones.

Pese a haber renunciado a integrar un procesador de doble núcleo, su potencia gráfica es más que suficiente. Se nota la experiencia de PlayStation a la hora de integrar software, permitiendo correr títulos equiparables en calidad a los de la PSP 3000 o la PSP Go.

Su formato deslizante esconde, bajo la pantalla, un tablero de mandos similar a los de la PSP Go. Eso sí, aunque suficiente para la mayoría de jugadores, su ergonomía no es todo lo buena que cabría esperar y sus touchpads táctiles pueden no ser del agrado de los más exigentes. Mejor móvil que consola, el Xperia Play es, no obstante, la mejor apuesta hasta el momento a la hora de dotar a los teléfonos móviles de una plataforma de juegos digna y variada.

Almacenamiento interno algo limitado

Con 380 Mbytes libres de los 400 disponibles en su memoria interna, el Xperia Play casi se queda un poco corto de capacidad en relación a sus necesidades. No deja de ser un móvil en el que la instalación de aplicaciones (especialmente juegos) va a ser muy intensa. Aunque es posible cargar juegos en tarjeta microSD, hubiera sido deseable poder hacerlo directamente en memoria interna para mejorar aún más el rendimiento y no tener problemas si cambiamos de tarjeta.

Sony Ericsson Xperia Play

Fotos y vídeo, en la media

Una cámara trasera de 5,1 Mpíxeles con grabación de vídeo en WVGA (800 x 480 píxeles) es el principal medio de inmortalizar momentos con el Xperia Play. La acompaña una segunda cámara VGA en el frontal para videollamadas. El flash LED incorpora función de luz de vídeo, que ayuda mucho cuando la iluminación ambiental no acompaña. Aunque el enfoque es automático, la sensibilidad del sensor tiende a llenar de grano las imágenes con poca luz si no tiramos de flash. En términos generales, la cámara está en la media del segmento smartphone.

Sony Ericsson Xperia Play