Samsung Galaxy S WiFi 5.0, ¿una minitableta?

Tras el rotundo éxito de Samsung con su Galaxy S, su familia de dispositivos de mano se amplía con este modelo que incorpora una pantalla de cinco pulgadas, difícil de categorizar a primera vista

Enrique Sánchez rojo

Samsung Galaxy S WiFi 5.0

23 septiembre 2011

Por una parte, el dispositivo es más pequeño que cualquier tablet de los analizados hasta la fecha, con su pantalla de 5” y menos de 200 gramos de peso.

Al mismo tiempo, es uno de los reproductores multimedia más grandes que hemos tenido en las manos, aunque también mucho más potente y con mayores posibilidades.

Con esto en mente y sabiendo que carece de conectividad 3G (solo WiFi), al tiempo que está gobernado por un Android 2.2 más propio de un smartphone, tenemos un dispositivo que, por compararlo con los de Apple, se encuentra a caballo entre el iPad (tablet) y el iPod touch (reproductor multimedia).

Sin embargo, es un interesante ingenio para todo el que busque lo mejor de los dos segmentos, a la par que un dispositivo compacto y práctico. Así, aunque tendremos que utilizar una conexión WiFi, es ideal para mirar el correo, leer las últimas noticias o consultar cualquier web gracias a su soporte Flash.

Por otra parte, es capaz de reproducir prácticamente cualquier formato digital de audio/vídeo/foto sin necesidad de realizar conversión alguna, para lo que cuenta con una ranura micro-SD para tarjetas de hasta 32 Gbytes, e incluso soporta DLNA a través de la plataforma AllShare.

La pantalla, aunque no es AMOLED, exhibe una buena calidad y tacto, al tiempo que destaca la implementación de la interfaz TouchWiz. Además, la CPU de 1 GHz ofrece un funcionamiento bastante suave y razonablemente rápido. A nuestro gusto, su gran pega es la cámara integrada: solo es de 3,2 Mpíxeles y graba vídeo a 480p.

Loading...