Tableta Acer Iconia W700 con base para usarla como portátil

Tras la llegada de Windows 8, los fabricantes se han lanzado a comercializar convertibles e híbridos que aúnan en un solo equipo las ventajas de las tabletas y los portátiles

Alberto Castro Gallardo

Acer Iconia W700

4 febrero 2013

Este Iconia W700 de Acer es uno de los que más nos han gustado, tanto por ser plenamente capaz de ejecutar con solvencia Windows 8 (2.693 puntos en PCMark 7) como por ser cómodo de utilizar en ambos escenarios.

Versatilidad total

Cuenta con una pantalla táctil de 11,6 pulgadas y resolución Full HD (muy alta para tales dimensiones) y, pese a que resulta más pesado que una tableta al uso (950 g), funciona muy bien de manera autónoma.

Además, viene con una base en la que podemos colocar el dispositivo casi como si se tratase de un All in One, que, de paso, suma tres puertos USB 3.0 al único con el que cuenta en su chasis.

Acer Iconia W700 detalle

El diseño de este híbrido está muy cuidado. Aunque solo cuenta con un puerto USB 3.0, podemos sumar otros tres al insertarlo en la base dock incorporada.

La funda incluida también nos permite levantar la pantalla a modo de Smart Cover. En ambos casos, podemos recurrir también al teclado Bluetooth incorporado de serie.

La autonomía (de unas 5 horas en Powermark) es otro de sus fuertes; en cambio, echamos en falta que el procesador sea un Ivy Bridge de última generación.

Resultados de las pruebas

Experiencia en Windows 8

  • Puntuación total: 5,2
  • CPU: 5,2
  • RAM: 5,9
  • Gráficos: 5,2
  • Juegos: 6,0
  • Disco principal: 8,1

PCMark 7 Professional

  • PCMark Score: 2.693 puntos

3DMark Vantage Pro

  • Puntuación final: 5.868 puntos

SiSoft Sandra 2013

  • Dhrystone Int. SSE4.2: 15,72 GIPS
  • Whetstone FP64 SSE3: 9,82 GFLOPS
  • Rendimiento memoria: 1,37 MPTS
  • Ancho de banda: 8,17 Gbytes/s
  • Latencia memoria: 56,9 ns
  • Velocidad de transferencia disco: 500,58 Mbytes/s

Powermark Professional

  • Autonomía: 5 horas y 3 minutos

Temas Relacionados