Aplicaciones de autoría de DVD profesionales: Ulead DVD Workshop 2

Simplicidad y potencia en un programa inexplicablemente abandonado. Es una solución que puede quedarse corta para usuarios algo exigentes

15 junio 2008

Aunque aún se vende tanto esta edición como la versión Express, lo cierto es que no han sido actualizadas desde hace tiempo. A pesar de ello, es una de las mejores ofertas hoy día, sobre todo por un ciclo de trabajo muy claro y definido. La interfaz presenta en su parte superior una serie de pestañas que recorren todo el proceso de creación de un DVD-Vídeo, desde la captura hasta su grabación, pasando por la edición de los clips y la creación de menús. Los pasos están claramente establecidos, pero, por ejemplo, es posible saltarse el proceso de captura si ya disponemos de clips de vídeo. En la pestaña de edición podremos, precisamente, recortar esos clips para que queden como queramos, de forma que no tendremos que usar otras aplicaciones paralelas de edición si únicamente queremos quitar y poner algunos vídeos e imágenes intercaladas.

 

Luego vendrá la creación de menús. Ofrece varias plantillas en forma de menús estáticos y animados, imágenes de fondo, iconos, marcos para nuestros vídeos y músicas que podremos combinar para obtener un acabado notable. Tal vez las opciones no son tan espléndidas como las de otras ofertas, pero dispone de características avanzadas como la importación de ficheros PSD para diseño de menús, además de «trucos del oficio», como la colocación de botones invisibles o ciclos repetitivos para que una animación o música no se detenga en los menús.

 

También hay que añadir la compatibilidad con las últimas normas: múltiples subtítulos (hasta 32), pistas de audio (hasta 8), soporte para discos de doble capa, soporte Dolby AC3, codificación MPEG-2 en dos pasadas, trabajo con vídeos en formato widescreen, o incluso la protección anticopia mediante CSS – no muy efectiva, lo sabemos – y la codificación de región.