Un arranque veloz de Windows Vista

¿Tu equipo tarda mucho tiempo en encenderse? Te ofrecemos en este práctico una serie de útiles consejos para que seas capaz de reducir el tiempo que tarda en arrancar tu PC con el último sistema operativo de Microsoft

Juan Pablo Cruz Martín

Un arranque veloz de Windows Vista

20 septiembre 2008

Truco 1

El arranque desde la bios

Desde la BIOS, normalmente en el menú Advanced Bios Features, tenemos la oportunidad de modificar algunas características de forma que el sistema arranque más rápido. Así, podemos habilitar Quick Boot para que no se nos muestren todos los mensajes del POST (proceso de comprobación previo a la carga del sistema operativo).

Otra opción interesante es poner como primer dispositivo de arranque nuestro disco duro y que la BIOS no tenga que pasar por el CD, la tarjeta de red, el USB y la disquetera para localizar el sector de arranque. Este orden de prioridades de búsqueda se establece desde Boot Sequence.

Truco 2

Programas del inicio

Muchas herramientas se ejecutan automáticamente al iniciar Windows Vista, pero algunas de ellas son prescindibles. Normalmente, cuando instalamos un programa, el módulo de instalación lo emplaza en el arranque para mejorar su rendimiento; pero, si no lo utilizamos con frecuencia, lo único que conseguiremos es consumir recursos
sin necesidad.

Para desactivarlo, iremos a Inicio/Panel de control/Windows Defender, pincharemos en Herramientas/Explorador de software para ver las aplicaciones que nuestro PC carga al iniciarse y, por último, seleccionaremos la herramienta apropiada y haremos clic en el botón Quitar o Deshabilitar.

Truco 3

Efectos visuales

Si no nos importa que Windows Vista tenga un aspecto menos atractivo, podemos agilizar el arranque de nuestro PC desactivando algunos efectos, como, por ejemplo, las transparencias, la barra de gadgets, etc. Para ello, iremos a Panel de control/Apariencia y personalización y desactivamos Windows Sidebar desde Propiedades de Windows Sidebar.

También, en Panel de control/Apariencia y personalización/Personalizar los colores podemos hacer clic en Abrir las propiedades de apariencia... y modificar los efectos de las ventanas o quitarlos todos, además de seleccionar una combinación de colores, por ejemplo, Básica de Windows Vista.

Truco 4

Desactiva servicios innecesarios

La configuración por defecto al instalar Windows Vista llena el sistema de servicios, unos componentes que ocupan tiempo de proceso y memoria, de los que raramente hacemos uso. Por citar algunos ejemplos de servicios no utilizados comúnmente tenemos Registro remoto y Registros y alertas de rendimiento, entre otros.

Si queremos desactivarlos y saber si esto no nos va a afectar a nuestros programas o tareas, podemos leer la descripción de todos y cada uno de los que se ejecutan en nuestro PC. Otra forma más rudimentaria (pero no por ello menos efectiva) consiste en el procedimiento de ensayo y error, con el que deberemos ir desactivando servicios y comprobando cómo afectan a nuestro PC.

Podemos llevar a cabo estas tareas desde Panel de Control/Sistema y Mantenimiento/Herramientas Administrativas/Servicios. Una vez ahí, iremos haciendo doble clic sobre cada servicio y, en el campo Tipo de Inicio de la pestaña General, escogeremos entre Manual o Deshabilitado. Después, en Estado, podemos detener el servicio.

Truco 5

Opciones avanzadas

Aprovechando las posibilidades que ofrecen las opciones avanzadas implementadas en Windows Vista conseguiremos tener un equipo optimizado, por lo que el arranque será más rápido.

Una forma de conseguir mejoras es activando la prestación Habilitar caché de escritura en disco. Para ello, pinchamos sobre nuestra unidad de disco utilizando el botón derecho del ratón y seleccionamos Propiedades/Hardware/Propiedades. Después, marcamos Optimizar para rendimiento en la pestaña Directivas. Pero, lo que realmente nos ofrece la posibilidad de establecer características de rendimiento avanzadas es acudir a Panel de control/Sistema y mantenimiento/Sistema/Configuración avanzada del sistema.

Después, pincharemos en el botón Configuración del grupo Rendimiento alojado en la pestaña Opciones avanzadas. En esta ubicación, podemos configurar Efectos visuales. Basta seleccionar Ajustar para obtener el mejor rendimiento, eso sí, con ello, tendremos una interfaz de usuario pobre.

Ahora bien, siempre que podamos utilizar un segundo disco duro para datos y archivos de paginación que nos permita separar el acceso del sistema operativo a los archivos del sistema y al disco de memoria virtual, lo podremos configurar en la pestaña Opciones avanzadas. Para evitar utilizar espacio en disco cada vez que hacemos un cambio en el sistema operativo, acudimos a Configuración avanzada del sistema y Protección del sistema, donde deseleccionamos los discos de los que no queramos hacer copias de restauración.

Por otra parte, utilizando el liberador de espacio en disco podremos borrar archivos procedentes de instalaciones, cachés de Internet, etc. Para ejecutarlo, vamos a cualquier disco y en Propiedades/General escogemos Liberar espacio.

Por último, la desfragmentación del disco duro nos permite reducir el tiempo invertido en la lectura de los ficheros. Para ejecutarla iremos a cualquier disco y, en Propiedades/Herramientas, establecemos Defragmentar ahora...