Aumenta la velocidad de tu equipo con ocho programas gratuitos

Vuelve a disfrutar y trabajar con tu ordenador como si fuera totalmente nuevo con programas que te ayudarán a mejorar el rendimiento sin necesidad de que desembolses un solo euro

Ángel Puntero Méndez

Programas de Optimización

21 marzo 2014

En los tiempos que corren, quizá no sea el mejor momento para invertir en nuevo hardware para nuestro equipo; ahora bien, existen otras opciones para exprimir el máximo de sus prestaciones sin rascarse el bolsillo. Por esta razón, vamos a realizar un recorrido por los mejores programas de optimización gratuitos que podemos encontrar para nuestro sistema operativo.

Nuestro equipo envejece

Qué usuario de Windows no ha dicho alguna frase similar a: «Ya va siendo hora de formatear el equipo». Esta sentencia es el reflejo de una realidad, y es que el uso de un equipo con el sistema operativo de Microsoft lleva consigo la degradación progresiva del rendimiento y la experiencia de usuario del mismo.

Esto no se debe a factores físicos o mecánicos, es decir, no es que nuestro procesador se vuelva más lento con el tiempo ni que nuestro disco duro necesite engrasarse, ni que nuestra RAM sufra el famoso efecto memoria de las baterías, sino que el problema reside en el software y en el contenido del disco duro

Programas de Optimización

Es normal, más aún con la irrupción de Internet y las líneas de alta velocidad, que gran cantidad de programas y aplicaciones pasen por nuestro disco duro, algunas sin pena ni gloria; ahora bien, cada una de ellas tiene un precio, no económico ni de cantidad de espacio en disco, sino en forma de archivos residuales en nuestro sistema.

Además, cuando descargamos ficheros de la Red, los obtenemos en forma de partes muy pequeñas, lo que puede agravar el problema de fragmentación del disco a la hora de realizar tantas escrituras en el mismo.

La acumulación de estos ficheros, entradas de Registro sin borrar e incluso archivos duplicados hace que el rendimiento de Windows se vea reducido día tras día. Aunque formatear es la solución fácil, ya que indudablemente elimina de raíz todos los archivos, necesarios e innecesarios, dejándonos con un sistema impoluto, este proceso también nos obligará a reinstalar nuestros programas indispensables, salvaguardar nuestros documentos o ficheros personales y volver a aplicar todas nuestras personalizaciones, opciones, complementos… lo que provoca que necesitemos un tiempo para poder sentir que nuestro equipo se encuentra de nuevo a pleno rendimiento.

La ventaja de las aplicaciones que nos ocupan en esta comparativa reside en eliminar todos los elementos innecesarios, de forma automatizada, sin tocar nuestra instalación y dejando el sistema en un estado cercano al que conseguiríamos reinstalándolo.

El camino más corto

Si somos usuarios avanzados, a buen seguro conoceremos un puñado de trucos y estratagemas para conseguir que Windows corra más ligero, desde activar (o desactivar) opciones ocultas bajo una montaña de menús o modificar entradas del Registro de Windows hasta borrar ficheros de carpetas temporales. Sin embargo, se trata de una tarea laboriosa, pesada y poco agradecida, que además es necesario repetir regularmente. En la mayoría de los casos, las tareas que ejecuta el software de optimización no son nada que no podamos hacer por nosotros mismos, armándonos de paciencia y con los conocimientos adecuados.

La gran ventaja de estas aplicaciones es que pueden completar las labores que nos llevarían días en solo unos minutos. Para ello, resulta muy socorrida una opción muy extendida, la llamada Optimización en 1-clic, que, en resumidas cuentas, viene a ejecutar todas sus armas, una detrás de otra.

La parte repetitiva también está cubierta, ya que en los programas más completos se ofrece la posibilidad de activar el Mantenimiento automático, que se encargará de volver a ejecutar esta batería de acciones y de evaluar cuándo el desempeño de la maquina comienza a decaer para relanzarlas.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });