Buena protección a coste cero con Security Essentials

El auge del antivirus gratuito de Microsoft va en aumento. Aunque no está a la altura de los paquetes de pago, sus buenos resultados lo están convirtiendo en una herramienta imprescindible

Enrique Sánchez rojo

Microsoft Security Essentials  práctico 2

1 abril 2011

En el mes de Septiembre de 2009, tras algo más de un año de trabajo y diferentes betas, Microsoft presentó la que es hasta la fecha su primera versión de Microsoft Security Essentials (MSE).

Es un antivirus de instalación gratuita en sistemas con Windows XP/Vista/7 que sean legales (no se instala sobre versiones piratas), que desde el comienzo ha destacado por su bajo consumo de recursos y buena efectividad.

Esto es importante, pues hasta la fecha los antivirus gratuitos generalmente han derivado de versiones comerciales de las que se diferenciaban en algunas funciones importantes que afectaban al nivel de protección. En Microsoft, en cambio, nos ofrecen un antivirus de actualización diaria que se integra a la perfección con Windows (incluso desactiva Defender).

Eso sí, no es una suite, por lo que no encontramos módulos antispam, de control parental o de navegación segura. Aun así, si somos medianamente conscientes al navegar por Internet o abrir archivos sospechosos, es una solución de seguridad suficiente para un gran número de usuarios (no en vano está instalado en nada menos que 31 millones de PCs). Lo bueno es que, al ser gratuita, es una buena forma de ahorrar algunos euros en estos tiempos de vacas flacas. En los pasos siguientes os mostraremos cómo instalar, configurar y exprimir esta solución con garantías.

NIVEL: BÁSICO

Paso 1. Requisitos previos

Security Essentials tiene unos requisitos realmente mínimos (desde una CPU con 500 MHz y 256 Mbytes de RAM con Windows XP). Lo que es interesante saber es que es compatible con versiones de 32 y 64 bits de Windows XP/Vista/7, aunque siempre debe tratarse de versiones legales. Esto se comprueba justo en la segunda pantalla del instalador, y si nuestra versión es pirata, se nos impedirá la instalación del producto sin alternativa posible.

Microsoft Security Essentials  práctico 1

Por otra parte, es interesante desinstalar cualquier otro antivirus o suite que pudiéramos tener en el sistema para que la instalación se produzca en un entorno lo más limpio posible. De hecho, nos informa de ello en una de las pantallas del instalador.

Paso 2. Descarga e instalación

El siguiente paso es acudir a su dirección oficial, desde donde podremos descargar la versión de MSE que encaje con nuestro sistema pinchando en Descargar. Si utilizamos Windows Vista o 7 se detectará automáticamente la versión de nuestro equipo (incluso si es de 32 o 64 bits), y solo se nos ofrecerá un único enlace de descarga en la nueva ventana que se nos mostrará. Con equipos más antiguos o navegadores que no soporten esta función se nos mostrará un listado de idiomas disponibles y una serie de enlaces según la versión de Windows instalada.

En cualquier caso, lo que descargaremos será un ejecutable de menos de 10 Mby­tes en el que, una vez descargado, solo tendremos que hacer doble clic para que comience el asistente de instalación. Este proceso es extremadamente sencillo. No hay opciones avanzadas ni ninguna elección que tomar. Tan solo habrá que pinchar en Siguiente hasta llegar al final del asistente, donde se nos ofrecerá la posibilidad de chequear el sistema tras realizar una actualización del antivirus. Eso sí, en el segundo paso de este asistente es cuando se comprobará que nuestro Windows es legal, tal y como comentábamos en paso anterior.

Paso 3. Interfaz principal y control de estado

Una vez instalado, podemos arrancar el antivirus a través del acceso directo del Escritorio o haciendo clic sobre el icono en forma de castillo con una bandera encima que aparecerá en nuestra barra de tareas, junto al reloj.

Microsoft Security Essentials  práctico 3

La interfaz principal del programa mostrará colores verdes si todo está correcto (el equipo limpio y el fichero de firmas actualizado), pudiendo ver el estado de cada componente en concreto. Además, si queremos realizar un análisis del sistema podemos hacerlo directamente pinchando en Examinar ahora. Solo tendremos que elegir entre uno Rápido (revisa las carpetas y partes esenciales de Windows), Completo (analiza todos los discos y unidades del equipo) o Personalizado (nos permite elegir la ubicación exacta a revisar).

Loading...