Paso a paso

Cambia la placa base de tu equipo en doce pasos

Los principales fabricantes están presentando durante las últimas semanas nuevas plataformas y placas base. Y ya están aquí los procesadores Ivy Bridge de Intel. Si quieres cambiar la placa te explicamos cómo

Manuel Arenas

Apertura placas base

10 marzo 2014

Los principales fabricantes están presentando durante las últimas semanas nuevas plataformas y placas base. Y ya están aquí los procesadores Ivy Bridge de Intel. Si quieres estar preparado para cambiar la placa tú mismo, te explicamos cómo afrontar esta tarea.

Nivel: Intermedio

Si tienes un equipo que necesitas poner al día, cambiar la placa base es una tarea que tendrás que afrontar casi con total seguridad. No es complicado, pero tienes que ser meticuloso en cada paso. No entraremos en detalles sobre las compatibilidades con el microprocesado, gráfica o memoria o circunstancias tecnológicas que vayan más allá de lo que es la sustitución de la placa base por otra, junto con la instalación de los componentes que ya tuvieras en el equipo anterior.

De todas formas, a modo de resumen te comentaremos en dónde debes prestar más atención. Por ejemplo, el tipo de memoria puede haber pasado de DDR2 a DDR3 en la nueva placa, e incluso puede que tengas una memoria con un voltaje superior a 1,65 V para velocidades por encima de las nominales que no sentarán bien al controlador de memoria de los procesadores Intel. Por supuesto, revisa que el micro que vas a instalar está incluido en la lista de los soportados por tu placa. También ten en cuenta que esta sea de unas dimensiones compatibles con la caja que tengas. Si es demasiado grande, tropezará con otros componentes o directamente no entrará.

Paso 1. Área de trabajo

Lo primero es ubicar el equipo antiguo en un espacio cómodo para trabajar. Como herramientas, las esenciales son un destornillador de estrella y también es recomendable una linterna para iluminar el interior de la caja. Tu caja puede que tenga otra disposición interna de los componentes, como la fuente de alimentación, que también suele estar en la parte superior. En principio no importa para la tarea que nos ocupa.

El objetivo es desconectar todos los cables, retirar todos los componentes que están instalados en la placa y también retirar los tornillos que fijan la placa a la caja. Si lo piensas un momento, es un orden lógico.

Cambiar placa

Paso 2. Desconecta los cables de la fuente

De la fuente de alimentación salen los cables que dan energía al sistema. A la placa base suelen ir dos directamente, uno con muchos conectores, que aporta la energía principal, junto con uno o dos añadidos con menos conectores que aportan corriente adicional para el procesador. Para retirarlos, tendrás que hacer algo de presión en la pestaña que hace que encajen en el conector de la placa y tirar con relativo ímpetu hacia arriba (especialmente con el conector de mayor longitud), basculando de un lado a otro de forma alterna para ir desencajándolo poco a poco. Tendrás que hacer algo de fuerza, es normal. Cuidado con arañarte o cortarte con los componentes o la caja.

Fuente de alimentación

Paso 3. Otros cables de alimentación

Otros elementos pinchados en la placa pueden tener también cables de alimentación. Es el caso de la tarjeta gráfica, que puede contar con uno o dos conectores. Obviamente, debes desconectarlos para retirar este componente pinchado en las ranuras de expansión. Si la alimentación de los discos duros molesta para la manipulación de la placa, como es el caso que nos ocupa, también es conveniente desconectarla, así como el cable SATA.

Cables alimentación

Paso 4. A por más conectores

Para que los botones de la caja y los LEDs de actividad tengan capacidad operativa, tienen que estar enchufados a la placa base mediante conectores bastante pequeños, usualmente de dos pines, que por fortuna están serigrafiados con el nombre acorde a su funcionalidad: PWR, para Power o encendido; H.D.D. LED, para la actividad del disco duro; y RESET SW, para el botón de reinicio. En la placa base, existe una zona de conexiones, generalmente en la esquina opuesta a la zona donde está la CPU, con indicaciones para saber dónde colocar cada cable. De cualquier modo, se describen en el manual. Si tuvieses USBs frontales también deberías liberar los cables que unen esos elementos con la placa base. En este caso, no teníamos ninguno activo.

Conectores

Paso 5. El resto de componentes

Si tienes tarjetas de expansión pinchadas, tendrás que retirarlas. Por lo general, se fijan en la caja mediante un tornillo que es muy fácil de retirar. En cuanto a las tarjetas gráficas, recuerda que pueden tener pestañas en la ranura PCI-E, para evitar que se salgan de la misma. Tendrás que presionar o retirar esa pestaña antes de poder sacar la tarjeta de su ubicación. También tendrás que desconectar los cables SATA o PATA de las unidades ópticas o de disco.

Cambiar placa

Loading...
'); doc.close(); });