No al cambio del fondo de pantalla

Si te cambian el fondo de escritorio de tu Windows sin pedirte permiso, bien en casa o en la oficina, y quieres evitarlo, es muy fácil. Así, la próxima vez que lo intenten se encontraran con una sorpresa

Miguel Ángel Garrido (Palencia)

No al cambio del fondo de pantalla

31 mayo 2009

Si te cambian el fondo de escritorio de tu Windows sin pedirte permiso, bien en casa o en la oficina, y quieres evitarlo, es muy fácil. Así, la próxima vez que lo intenten se encontraran con una sorpresa.

Ve a Inicio/Ejecutar, escribe regedit y pulsa Aceptar. Después tienes que ir hasta HKEY_LOCAL_MACHINE\Software\Microsoft\Windows\Policies. Si esta subclave no existe, deberás de crearla. Para ello, haz clic con el botón derecho y después selecciona Edición/Nuevo/Clave y ponle el nombre Policies. Termina pulsando sobre Aceptar.

Una vez dentro de Policies, haz clic de nuevo con el botón derecho, escoge Nuevo/Clave y denomínala ActiveDesktop. Ahora, haz clic con el botón derecho en el panel de la derecha y selecciona Nuevo/Valor DWORD, llámalo NoChangingWallPaper y dale el valor 1. Finaliza pulsando Aceptar.

Desde ahora, si vas a la ventana donde se cambia el fondo de escritorio (pulsa con el botón derecho en el escritorio y marca Propiedades/Escritorio), ya no se podrá modificar el fondo de pantalla. Eso sí, ni tu, ni nadie. Para que sea posible cambiar el fondo de pantalla, tienes que poner el valor 0 en la clave NoChangingWallpaper.